Barack Obama critica el acuerdo alcanzado en la cumbre de Copenhague

“Hemos avanzado algo, pero aún tenemos un largo camino por delante”, dijo el presidente de Estados Unidos tras negociaciones mantenidas con varios mandatarios

Cumbre Copenhague. La importante cita en la que se trató el cambio climático, llegó el viernes a su fin. A continuación, lo mejor del último día. (Frecuencia Latina)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó hoy el acuerdo alcanzado a última hora entre 26 países en la "cumbre sobre clima en Copenhague":http://elcomercio.pe/buscar/?q=Copenhague de "sensato" y "sin precedentes" en su forma global, pero de insuficiente en sus objetivos de lucha contra el cambio climático. "Hemos avanzado algo, pero aún tenemos un largo camino por delante", dijo Obama tras las negociaciones mantenidas con varios mandatarios, entre ellos el primer ministro chino, Wen Jiabao, ante periodistas antes de partir de la capital danesa con rumbo a su país. "Los tres puntos centrales, transparencia, reducción y financiamiento, constituyen la base para un enfoque común, que fue acordado aquí en Copenhague por Estados Unidos y nuestros socios", indicó el presidente estadounidense. Durante todo el día, los países participantes trabajaron para lograr un acuerdo sobre estos tres puntos, con el fin de enfrentar la amenaza del cambio climático en los próximos años. "Por primera vez en la historia, todas las grandes naciones económicas se reunieron y asumieron la responsabilidad de hacer algo contra el cambio climático", dijo Obama, quien se reunió con representantes de India, China, Brasil y África. Los países "aprobaron limitar el aumento de la temperatura global en dos grados" Celsius. Obama dijo que el acuerdo prevé que todos los países permitan que sus medidas para la protección del clima sean revisadas, refiriéndose ante todo a China, que se oponía a esto. El mandatario admitió que esto no es suficiente. Se debe seguir trabajando con este impulso dado en Copenhague, para garantizar que los esfuerzos internacionales para una reducción significativa de los gases de efecto invernadero sean ampliados. "El cambio climático nos amenaza a todos. Por este motivo debemos superar brechas antiguas y formar nuevas sociedades, para manejar este gran desafío de nuestro tiempo". Obama subrayó que su país cumplirá con su obligación de reestructurar la generación y suministro de energía. Esto incluye también la creación de millones de empleos nuevos, nuevas industrias y la independencia del petróleo extranjero. "Si Estados Unidos es líder en el desarrollo de nuevas energías, también será líder en crecimiento económico". El pleno de los 192 estados participantes aún debe aprobar el arreglo negociado por los líderes políticos a puerta cerrada. De fuentes de la conferencia trascendió que eso puede significar una larga y difícil noche en la capital danesa.