Barack Obama y su esposa celebrarán San Valentín

La Casa Blanca no dio detalles de las actividades del presidente el día 14 de febrero

Barack Obama y su esposa celebrarán San Valentín
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, planea tener una cena romántica con su esposa Michelle por San Valentín el próximo fin de semana y en su propia ciudad, Chicago, a donde no ha regresado desde la investidura. El próximo fin de semana "será como pocos en el futuro" del mandatario estadounidense y su familia, explicó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, en su rueda de prensa diaria. La razón es que los presidentes estadounidenses suelen pasar sus fines de semana en Camp David, la residencia de descanso presidencial en las montañas de Maryland. Lo más probable es que los Obama se queden en su casa de Hyde Park, y que Michelle y el presidente salgan el sábado, día de San Valentín, reveló Gibbs, quien, no obstante, y por razones obvias de seguridad, no dejó que los periodistas le sacaran más datos. "Estoy seguro de que el presidente y la primera dama saldrán el día de San Valentín, pero aunque supiera a dónde irán, no se los diría hasta la próxima semana", bromeó el portavoz. Este fin de semana, Obama y su familia estarán en Camp David, también por primera vez desde que es presidente de EE.UU. Su antecesor, George W. Bush, pasó muchos fines de semana en ese lugar cercano a Washington, junto a su familia, asesores y en ocasiones con sus secretarios de Defensa y de Estado. Preguntado si Obama ya se siente encerrado en la Casa Blanca después de tres semanas en su nuevo hogar, Gibbs dijo que el presidente "es un alma un poco inquieta", bromeó. "Su idea de un día desenfrenado es dar paseos largos (...) en solitario y aislamiento", afirmó riéndose. Gibbs había dicho previamente que el mandatario estaba ansioso por salir unas horas de la Casa Blanca, y el propio Obama se "escapó" el miércoles un par de horas para leer a niños en una escuela explicándoles que estaba "cansado de estar en la Casa Blanca".