El cadáver de un niño fue ocultado en refrigeradora durante dos años

Este hecho ocurrió en Japón. El menor murió luego de que su padrastro y su madre lo ataran de pies y manos y lo pusieran en una caja en la calle

Ryu Otsuka, de 35 años, adimitió que dejó morir al hijo de su esposa en una caja de ropa y que luego colocó su cadáver en la refrigeradora, donde permaneció dos años. En la primera audiencia del juicio admitió su culpa en el crimen. Él conspiró con su esposa Miyuki para amarrar los pies y las manos del pequeño de cuatro años. Tras el llanto del niño, el sujeto lo puso en una caja en la calle. En julio de este año, la madre se entregó a la policía, quien encontró el cuerpo del pequeño en la refrigeradora, donde la pareja había colocado al niño tras encontrarlo muerto. El viernes la corte emitirá la sentencia de Ryu; mientras que su mujer recién irá a juicio en enero. La defensa del hombre niega que Ryu haya realizado abuso contra el pequeño, pues alegan que solo puso su cuerpo en la caja como medida disciplinaria.