China envía 200 mil vacunas al Tíbet tras muerte por gripe AH1N1

El Ministerio de Sanidad chino calcula que decenas de millones de personas se infectarán por la nueva pandemia en el país

*Beijing* (EFE).- Las autoridades sanitarias chinas ordenaron el envío de 200.000 vacunas contra la gripe AH1N1 a la región autónoma del Tíbet (suroeste del país), al registrarse allí esta semana el primer fallecimiento por la enfermedad en la parte continental china, informó la revista económica "Caijing". Las autoridades señalaron que las zonas remotas del oeste de China, menos desarrollado que el este del país, "serán prioritarias en la distribución de vacunas", que China ya empezó a administrar en septiembre. Una joven de 18 años aquejada de gripe AH1N1 falleció el pasado 4 de octubre en un hospital de la localidad tibetana de Maizhokunggar, siendo la primera muerte por la enfermedad en el país asiático (sin contar Hong Kong, independiente del resto del país en materia sanitaria y donde también se han registrado fallecimientos). A raíz del caso, epidemiólogos chinos pidieron hoy que el país intensifique las medidas para luchar contra la pandemia en las zonas más remotas "en un esfuerzo por resistir las potenciales infecciones de una segunda oleada" del virus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Naciones Unidas ya advirtieron sobre el peligro de que el virus prolifere en las comunidades más pobres de países como China. El Ministerio de Sanidad chino calcula que decenas de millones de personas se infectarán por la nueva pandemia en el país, aunque el hecho de que todavía no se hayan registrado mutaciones del virus hace pensar que la tasa de mortalidad de infectados seguirá siendo baja (en torno al 1 por ciento).