La CIA contrató mercenarios para localizar y matar a jefes de Al Qaeda

La firma de seguridad privada Blackwater USA, a la que se pagó millones de dólares en 2004, desató una polémica por sus agresivas tácticas en Irak

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) contrató en 2004 a mercenarios de la firma de seguridad privada Blackwater USA como parte de un programa secreto para localizar y asesinar a importantes representantes de Al Qaeda, revelaron actuales y ex funcionarios de gobierno. Ejecutivos de Blackwater, compañía que desató una polémica por sus agresivas tácticas en Irak, ayudaron a esta agencia con tareas de planificación, entrenamiento y supervisión. La CIA gastó varios millones de dólares en este programa, que no logró capturar ni matar a ningún terrorista sospechoso. Las mismas fuentes precisaron que el hecho de que la CIA recurriera a una empresa externa para el programa fue uno de los motivos principales por los que León Panetta, el director de esta agencia, se alarmó y decidió convocar en junio a una reunión de emergencia para informar al Congreso que este organismo ocultó detalles del programa durante siete años. No está claro todavía si la CIA había planificado usar a los contratistas para capturar o matar de hecho a los agentes de Al Qaeda o simplemente para colaborar con las tareas de entrenamiento y supervisión del programa. Los organismos de espionaje norteamericanos tercerizaron en estos últimos años algunas tareas muy polémicas, incluido el interrogatorio de prisioneros. Funcionarios de gobierno comentaron que traer gente de afuera a un programa con autoridad letal planteaba grandes preocupaciones por el punto de cómo dar cuenta de las operaciones encubiertas. Los funcionarios aclararon que la CIA no tenía ningún contrato formal con Blackwater para este programa sino acuerdos individuales con altos representantes de la compañía, incluido su fundador, Erik Prince, un ex miembro de Navy Seals con muchas conexiones políticas y heredero de una fortuna familiar. El trabajo de Blackwater para el programa concluyó antes de que Panetta se hiciera cargo de la agencia, después de que altos funcionarios de la CIA cuestionaron la conveniencia de usar a mercenarios o "contratistas" en un programa de matanzas programadas. Blackwater, que hace poco cambió su nombre a XeServices, Tiene su sede en Carolina del Norte y recibió en estos últimos años millones de dólares en contratos de gobierno (de los impuestos de los ciudadanos norteamericanos). Muchos de los contratados fueron acusados de varias matanzas, incluyendo la de Bagdad en 2007 en la que murieron 17 civiles.

Tags relacionados

CIA

mercenarios