Decomisan colmillos de elefante valorados en US$2 millones en Filipinas

El comercio de marfil está oficialmente prohibido desde 1989 bajo la Convención de las Naciones Unidas

*Manila* (EFE).- Policías filipinos se incautaron de un cargamento ilegal de colmillos de marfil de elefante procedente de Tanzania valorado en más de dos millones de dólares, informó hoy el jefe de seguridad del Departamento de Aduanas, Nestorio Gualberto. Los agentes sospecharon el pasado marzo de dos contenedores metálicos que llegaron al país por separado desde Dar es Salaam y afirmaban guardar residuos plásticos para reciclaje, pese a que éstos suelen provenir de China o Japón. "Inicialmente pensamos que eran drogas, si no marfil, y acertamos a la segunda", explicó Gualberto. Los colmillos de marfil, ocultos en cajas tapadas con trozos de plástico, provenían de elefantes tanto adultos como jóvenes, según las autoridades locales. Gualberto señaló que los dos ciudadanos filipinos a los que iba destinado el cargamento ilegal serán acusados de violar la ley sobre protección de animales en peligro de extinción del país, así como la normativa internacional contra el tráfico de marfil. De ser hallados culpables, pueden ser condenados a una pena máxima de seis años en prisión y una multa de hasta un millón de pesos (unos 21.000 dólares ó 15.700 euros). Se desconoce el nivel del mercado ilegal de marfil en Filipinas, pero el material es empleado para fabricar muchas figuras religiosas católicas populares en el país. El comercio de marfil está oficialmente prohibido desde 1989 bajo la Convención de Naciones Unidas para la Protección de Especies, y ha ayudado a recuperarse a las poblaciones de paquidermos en muchas naciones africanas donde estaban al borde de la extinción.