Ex ministro inglés advierte del peligro de crear un estado policiaco

Critica plan de crear un banco de datos que guardará todas las conversaciones telefónicas y correos electrónicos enviadas en el país

Londres (EFE).- El ex ministro británico del Interior David Blunkett advierte al Gobierno de que corre el peligro de abusar de sus poderes al llevar al Reino Unido hacia un Estado de control total del ciudadano. El político laborista, que introdujo en su día la idea de crear un carné de identidad para todos los ciudadanos frente a la oposición de los grupos de derechos civiles, hace esa advertencia en un discurso que pronunciará mañana en la Universidad de Essex y que hoy adelanta el diario "The Independent". Blunkett critica especialmente el polémico plan del Gobierno de Gordon Brown de crear un banco de datos que guardará los detalles de todas las conversaciones telefónicas y correos electrónicos que se envíen en este país y permitir además que los distintos entes públicos intercambien los datos de los ciudadanos en su poder. El ex ministro, considerado en su día uno de los pesos pesados del laborismo, limitará su propuesta inicial sobre los carnés de identidad haciéndolos obligatorios sólo para los ciudadanos extranjeros no comunitarios. La deriva del Reino Unido hacia una sociedad como la descrita por George Orwell en su profético "1984" ha sido denunciada también por un grupo recién creado bajo el nombre de "Convención para la Libertad Moderna", que integran intelectuales, juristas, artistas y políticos. El grupo acaba de publicar un análisis de la erosión de esas libertades bajo el Gobierno laborista en el que se critican los poderes que se han dado a la policía para mantener a un sospechoso detenido durante 28 días sin cargo o cachear a cualquier ciudadano en lugares públicos, así como las limitaciones impuestas al derecho a protestar pacíficamente. También se denuncian las nuevas leyes que permitan interceptar cartas, correos electrónicos y llamadas telefónicas, así como someter a una persona a arresto domiciliario. "El derecho a la privacidad se ha erosionado, tal vez de modo permanente, por culpa de los amplios poderes para interceptar, recoger, almacenar y compartir nuestra información privada", critican esos defensores de las libertades civiles en su documento. También se fijan en un nuevo proyecto de ley, actualmente en fase de tramitación en el Parlamento, que permitiría al Gobierno suspender investigaciones o al menos ordenar que sus resultados se mantengan en secreto si considera que pueden causarle un grave perjuicio. Entre las personas que participaron en el lanzamiento de la Convención para la Libertad Moderna están los diputados David Davis (conservador), Chris Huhne (liberal demócrata), los filósofos A.C. Grayling y Ronald Dworkin, el actor Sam West, y la conocida abogada y defensora de los derechos civiles Shami Chakrabarti.