Las FARC atacan de nuevo y asesinan a siete militares en Colombia

También dejaron a otros 6 soldados y policías heridos en una incursión en la frontera colombiana-ecuatoriana

Siete militares muertos, así como cuatro soldados y dos policías heridos, dejó hoy un ataque de presuntos miembros de la guerrilla de las FARC en el suroeste de Colombia, informaron portavoces oficiales. La incursión armada se registró en la población de Samaniego, en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, donde una patrulla del Ejército que realizaba tareas de vigilancia fue atacada con explosivos. De forma simultánea, el grupo armado atacó una estación de Policía de Samaniego, donde dos agentes sufrieron heridas. Al ser enterado del ataque durante una visita a la ciudad de Medellín, el presidente Álvaro Uribe volvió a rechazar las acciones de las FARC y pidió al país que no caiga "en el chantaje" que supuestamente está cometiendo el grupo guerrillero al liberar a rehenes para conseguir "beneficios políticos". Las FARC anunciaron hace algunas semanas que entregarán al militar a la senadora opositora Piedad Córdoba, quien ha participado desde el año pasado en varias liberaciones. Sin embargo, Uribe ha afirmado que considera un "chantaje" la postura de las FARC para que Córdoba esté presente y ha advertido que "únicamente" permitirá la asistencia del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). El ataque armado se conoció un día después de que las autoridades informaran sobre la muerte de dos infantes de Marina y las heridas sufridas por otros dos en un atentado cometido en un río de Nariño, también atribuido a las FARC. Por otra parte, la Policía dio cuenta de la captura de diez presuntos miembros de las FARC y del también guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) en operaciones cumplidas en las poblaciones de Fortul y Saravena, en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela. El comandante de la Policía en Arauca, coronel Luis Alberto Ortiz, dijo que los detenidos formaban parte de "milicias urbanas" y son acusados de rebelión, terrorismo y concierto para delinquir