Francia reprocha a Brasil el anuncio precipitado de datos no confirmados

El ejército brasileño anunció el jueves que los fragmentos rescatados del mar no pertenecían al Airbus, como habían asegurado primero

*París* (DPA) .- Francia reprochó hoy a Brasil el anuncio precipitado del hallazgo de fragmentos y manchas de aceite, supuestamente del avión accidentado, que finalmente resultaron proceder de embarcaciones, según declaró el secretario de Estado francés, Dominique Bussereau, al canal televisivo RTL. "El gobierno francés desde hace días dice que hay que ser extremadamente cuidadosos", señaló Bussereau. "Nuestros aviones y barcos no han encontrado nada hasta la fecha; fueron nuestros amigos brasileños los que creyeron y afirmaron haber avistado partes del avión (de Air France)", añadió. La máxima prioridad es "encontrar las cajas negras. Aunque el tiempo juega en nuestra contra porque su señal sólo dura 30 días", subrayó Bussereau. El Ejército brasileño anunció el jueves que los fragmentos rescatados del mar no pertenecían al aparato siniestrado, tal y como habían asegurado en un primer momento. Según informó en la noche del jueves el director de Control del Espacio Aéreo de la Marina, el brigadier Ramon Cardoso, el soporte de cargas ("pallet"), que fue la primera pieza recuperada el jueves por una fragata de la Armada, no pertenece al avión desaparecido con 228 personas a bordo. La pieza de 1,20 metros cuadrados fue retirada del océano ese día poco después del mediodía. "No hemos recuperado de momento ninguna pieza del avión accidentado", señaló Cardoso ese día en la ciudad portuaria de Recife. Asimismo, medios franceses reportaron el jueves que las manchas de aceite no eran de queroseno del avión, sino de algún barco. Entre tanto, hoy continuaron las pesquisas. Los investigadores sólo han podido establecer dos hechos en torno al accidente, señalaron desde la Oficina de Investigación y Análisis (BEA, según sus siglas en francés). Por un lado, la certeza de "la presencia de células convectivas, típicas de regiones tropicales, cerca de la ruta prevista por el avión sobre el Atlántico", lo que sugiere que en el momento del siniestro el tiempo era tempestuoso. Adicionalmente, "el análisis de la transmisión de mensajes automáticos procedentes de la aeronave indica que hubo inconsistencias entre las distintas mediciones de velocidades", subrayó la BEA. Según Airbus, existen manuales que recuerdan a las compañías aéreas cómo deben comportarse los pilotos en caso de obtener mediciones contradictorias. Deben mantener el empuje y el ángulo de paso constantes, hasta alcanzar una zona en que vuelvan a obtenerse datos coherentes. Por lo visto, son habituales tales situaciones. "No sabemos qué llevó a las diferentes mediciones ni qué sucedió después en la cabina", señaló un portavoz alemán de Airbus, Stefan Schaffrath. Actualmente un operativo de once aviones brasileños y cinco franceses sobrevuela la zona. Además, Estados Unidos ha aportado un avión de rastreo adicional. Varios barcos se encuentran ya en la zona sobre la que supuestamente se precipitó la aeronave. La búsqueda se concentra en un área de alrededor de 6.000 kilómetros cuadrados. En Río de Janeiro se celebrará hoy una misa funeraria católica, a la que asistirá también el presidente brasileño, Luiz Ignacio Lula da Silva. Además, según comunicó hoy France Inter radio, las familias de algunas de las víctimas serán trasladadas a Recife para observar las operaciones de rescate. Aunque es posible que los cuerpos sin vida de sus seres queridos nunca sean hallados y nunca se logre determinar la causa de su muerte.

Tags relacionados

Airbus

Francia

Brasil