Un gato dejó muertos de frío a habitantes de una ciudad siberiana

Provocó un cortocircuito en una central termoeléctrica al caer en el dispositivo de distribución, mientras la localidad se encontraba 30°C bajo cero

Un gato callejero es el culpable de que la mitad de los hogares de la ciudad siberiana de Ulán-Udé siga hoy sin calefacción por segundo día consecutivo, con temperaturas exteriores de hasta 30 grados bajo cero. El pasado domingo, a las 22.36 hora local, el felino provocó un cortocircuito en la central termoeléctrica número 1 de Ulán-Udé al caer en el dispositivo de distribución. Como consecuencia del cortocircuito dejaron de funcionar tres de los cinco grupos de calderas y cuatro de las siete bombas de la central termoeléctrica que abastece a la mitad de la ciudad, por lo que en el interior de las viviendas afectadas las temperaturas cayeron hasta los 18 grados negativos. *MURIÓ ELECTROCUTADO* "El gato cayó en el dispositivo de distribución, lo que provocó un cortocircuito, y murió electrocutado por una descarga de 20 kilovoltios", señaló Antón Sóshin, portavoz de la compañía termoeléctrica territorial de Ulán-Udé, capital de la república budista de Buriatia, en la frontera con Mongolia. El animal fue hallado por el personal de la central, agregó Soshin, citado por la agencia RIA-Nóvosti. "Lamentablemente ocurre con frecuencia que animales se cuelen en las instalaciones eléctricas. Esto no ha sido una excepción", dijo. Según los técnicos, esta previsto que la calefacción quede restablecida en la medianoche de hoy hora local.