Homosexuales y lesbianas no podrán votar en Filipinas

La comunidad gay ha enviado una petición a la Comisión Electoral para que reconsidere su postura y les permita actuar en los comicios

La Comisión Electoral Filipina decidió excluir de las próximas elecciones a homosexuales y lesbianas que concurren bajo la coalición And Ladlad ya que, según dice, "exponen a la juventud a un entorno que no se adapta a las enseñanzas de la fe católica", una excusa que ha puesto en pie de guerra a este colectivo. Las autoridades de Filipinas, una nación mayoritariamente católica, argumentan que And Ladlad (Fuera del armario, en idioma tagalo), que representa a las asociaciones de gays, lesbianas y transexuales, "tolera la inmoralidad y ofende las creencias religiosas". En su informe, la comisión que organiza los comicios de mayo de 2010, cita párrafos de la Biblia y también del Corán que condenan la homosexualidad, para apoyar su teoría. La Comisión de Derechos Humanos de Filipinas, por su parte, ha calificado la decisión de la comisión de "retrógrada" y destacado que "destila discriminación y prejuicios". De forma similar se ha pronunciado la jurista y senadora Pía Cayetano al advertir que esa decisión "viola el principio de separación entre Iglesia y Estado", por lo que "es inconstitucional". *GAYS RECLAMAN* Los responsables de And Ladlad han enviado una petición a la Comisión Electoral para que reconsidere su postura y les permita registrar la coalición como partido político, ya que consideran que la prohibición está basada en aspectos religiosos y no jurídicos. Su líder, Danton Remoto, profesor de Literatura inglesa en la Universidad jesuita Ateneo de Manila, sostiene que no existe ninguna ley que discrimine a los homosexuales en Filipinas. "Simplemente la ley no dice nada, somos invisibles para ella", explica este veterano activista por los derechos de los gays.