Mahmud Ahmadineyad: "Irán se ha convertido en una potencia mundial"

El presidente iraní dijo que la nación islámica usará ese poder “sólo para la paz, la fraternidad y la justicia”

En un discurso para celebrar el 30 aniversario de la Revolución Islámica, el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, señaló hoy en Teherán que su país se ha convertido ahora en una potencia mundial. "Por la presente declaro oficialmente que Irán se ha convertido en una potencial mundial", dijo Ahmadineyad durante una multitudinaria manifestación celebrada en la Plaza de Azadi de la capital iraní. "Pero nosotros utilizaremos ese poder sólo para la paz, la fraternidad y la justicia", agregó el mandatario. "La Revolución Islámica es más fuerte que en 1979", indicó Ahmadineyad, que mencionó además que Irán ha superado varios años de sanciones e incluso amenazas militares de otros países, para llegar a ser más "estable que nunca". La Revolución "es ahora tan dinámica como un adolescente de 15 años, y tan constante como una persona de 60", apostilló. Miles de personas acudieron a las celebraciones en la céntrica plaza iraní, según medios locales, a las que se unieron millones en todo el país. En su discurso, que ponía el punto final a los distintos actos, Ahmadineyad señaló también que Irán no iba permitir más intimidaciones por parte de los países occidentales. "El tiempo de las amenazas, ya sea en forma de sanciones o ataques militares, se acabó", dijo. Durante las celebraciones, varios manifestantes coreaban eslóganes como "Abajo Estados Unidos" y "Abajo Israel". El líder iraní también hizo alusión a las palabras del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que anunció el lunes la disposición de su gobierno para dialogar con Teherán. "Estamos dispuestos a mantener conversaciones, pero esas conversaciones deben realizarse en un ambiente de igualdad y justicia", afirmó Ahmedineyad. Obama había ratificado ayer su voluntad de abrir un diálogo directo con Irán encaminado a desarrollar una relación basada en el "respeto mutuo". Al mismo tiempo, sin embargo, el presidente estadounidense manifestó su preocupación por el programa militar nuclear de Irán y por los frecuentes ataques de Ahmadineyad contra Israel. En su discurso, Ahamedineyad dijo que Irán está dispuesto a cooperar con Estados Unidos para establecer una paz regional y global, pero advirtió de que "es importante que no se repita la oscura era de la administración de (George W.) Bush". De ser así, Irán también está dispuesto a ayudar a Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo internacional y el narcotráfico, subrayó. El mandatario iraní exigió que el ex presidente Bush y los líderes de Israel sean llevados ante la Justicia por las guerras libradas en la región del Golfo y Cercano Oriente.