Narco más buscado de Colombia quiere ser ahora ‘gestor de paz’

El recién capturado ‘Don Mario’ pidió una cita con el presidente Uribe para convencerlo de que no es narcotraficante sino político

El "recién capturado ":http://www.elcomercio.com.pe/noticia/273417/capturan-al-narcotraficante-mas-buscado-colombia narcoterrorista Daniel Rendón Herrera, alias "Don Mario", dijo que desea reunirse con el presidente Alvaro Uribe con el fin de que lo nombre "gestor de paz" para la desmovilización de grupos armados ilegales, afirmó el domingo un diario local. El periódico capitalino El Tiempo no mencionó sus fuentes pero dijo que Rendón, en un interrogatorio de tres horas con la policía, afirmó que no era un "capo del narcotráfico, sino un paramilitar puro con ascendencia política". Por su parte, el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, aseguró en declaraciones a la prensa que de ninguna manera Daniel Rendón será gestor de paz. “Tuvo su oportunidad y no la aprovecho", precisó el funcionario. Según la versión periodística, Rendón dijo a sus interlocutores que le consiguieran una cita con Uribe para que lo nombrara "gestor de paz" al igual que dos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, que se entregaron a las autoridades. De acuerdo con El Tiempo, su propuesta tendría como finalidad evitar la extradición a Estados Unidos. El capturado ofreció a cambio desmovilizar de inmediato a 6.000 hombres en armas en Urabá, región al noroeste y otras áreas del país. Sin embargo, los acuerdos a que llegó el gobierno con los grupos paramilitares antes de la desmovilización de la organización era que quien fuera arrestado delinquiendo no obtendría ningún beneficio. Según el matutino la agencia antidrogas estadounidense "ya anunció que planea enviarlo a él y a su hermano menor, Freddy Rendón, alias 'El Alemán', en el mismo avión, rumbo a los Estados Unidos, para que respondan por los cargos de narcotráfico y lavado de activos". Más de 31.000 combatientes ilegales que pertenecían a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) se desmovilizaron a lo largo del 2006 y el 2007, pero muchos regresaron a la delincuencia, conformando lo que el gobierno llama "bandas criminales" que delinquen en diferentes regiones del país.