Niño realiza caminata para pedir a las FARC que liberen a su padre

El pequeño Johan recorrerá 100 kilómetros en el inicio de una campaña por su progenitor, secuestrado por la guerrilla colombiana hace 11 años

Un niño colombiano emprendió una caminata de 100 kilómetros, que realizará en tres trayectos, en el inicio de una campaña para exigir a la guerrilla de las FARC que libere a su padre, un militar secuestrado hace más de 11 años, informa hoy la prensa de Bogotá. El pequeño Johan Martínez comenzó a caminar el miércoles en la población de Ospina, en el departamento de Nariño (suroeste), y pretende llegar mañana a la ciudad de Pasto, la capital provincial, para asistir a una misa en recuerdo de su padre, el sargento del Ejército José Libio Martínez. El militar fue secuestrado junto con varios uniformados el 21 de diciembre de 1997 en un ataque de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contra una base de comunicaciones del Ejército ubicada en el cerro de Patascoy, en Nariño. Los únicos militares de ese grupo que siguen como rehenes son Martínez y el sargento Pablo Emilio Moncayo, cuya liberación fue anunciada por las FARC el pasado 16 de abril. En declaraciones a la prensa, Johan, que nació pocas semanas después del secuestro de su padre, dijo que decidió protestar de esa forma para seguir el ejemplo de Gustavo Moncayo, un profesor de colegio muy conocido por hacer largas caminatas para pedir a las FARC que liberen a su hijo Pablo Emilio. Moncayo, que permanece encadenado de manos y pies en homenaje a los rehenes de las FARC, emprendió a mediados de 2007 una caminata de varios días entre la población de Sandoná (Nariño), su tierral natal, y Bogotá. Posteriormente, el maestro de ciencias naturales hizo un recorrido a pie entre Bogotá y Caracas, donde agradeció al presidente venezolano, Hugo Chávez, su actuación para conseguir la libertad de varios rehenes en 2008. "Caminar es un símbolo de libertad y tengo la esperanza en Dios de que así será", dijo Johan, quien comenzó el recorrido junto con unos 200 compañeros y profesores de su colegio. La madre del pequeño, Claudia Tulcán, dijo que el niño está obsesionado con la idea de conocer a su padre y que le prometió que seguirá la campaña para conseguir su liberación. "Tener que salir a caminar para buscar la libertad de su padre es valiente, pero es triste. Esperamos que tenga un buen resultado", dijo la mujer al diario "El Tiempo". Los sargentos Moncayo y Martínez forman parte de un grupo de 22 militares y policías que las FARC tienen secuestrados y por cuya libertad propone al gobierno la excarcelación de unos 500 rebeldes.

Tags relacionados

Mundo

Colombia

FARC