Obama obtiene promesas de aliados de más tropas y dinero para Afganistán

El presidente de Estados Unidos se marchó satisfecho de la cumbre de la OTAN, que concluyó hoy

*Estrasburgo (Francia)* (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, se marchó satisfecho de la cumbre de la OTAN acabada hoy en Estrasburgo, en la que obtuvo el compromiso de los aliados de enviar 5.000 efectivos y 100 millones de dólares más a Afganistán. "Esta no era una conferencia de donantes, y sin embargo recibimos el tipo de compromiso que históricamente no se recibe en conferencias como ésta", señaló Obama, que insistió en una rueda de prensa tras la clausura de la cumbre que el número de soldados y personal de adiestramiento comprometido es "significante". Según declaró el presidente estadounidense, "durante demasiado tiempo nuestros esfuerzos en Afganistán carecieron de los recursos necesarios para lograr nuestras metas" en ese país. "Hoy -aseguró, visiblemente satisfecho en la rueda de prensa- hemos empezado a adecuar los recursos a las necesidades". Alemania ha ofrecido 600 soldados. España, cerca de 450. El Reino Unido aportará 900, y Francia e Italia también aportarán más personal, según ha indicado la Casa Blanca. De los cerca de 5.000 efectivos, en torno a los 3.000, empero, tendrán una misión de corta duración, el reforzar la seguridad de cara a las elecciones del 20 de agosto y una posible segunda vuelta en Afganistán. El resto se dedicará al adiestramiento de las fuerzas de seguridad afganas, una tarea para la que los aliados crearán un nuevo fondo de cien millones de dólares, de los que 57 procederán de Alemania. EE.UU., recordó, ya ha tomado medidas para reforzarse y enviará cerca de 21.000 soldados más además de los 36.000 que ya mantiene pero "EEUU no puede hacer frente a este desafío sola". Según opinó, parte del éxito obtenido a la hora de lograr el compromiso de los aliados se debe a que "no tratamos de pasar por encima de las dificultades" que atañe la misión. En este sentido, reconoció que el envío de más efectivos a Afganistán "representa un esfuerzo de la población en unos momentos muy difíciles" debido a la crisis económica que vive el mundo. La formación de las fuerzas afganas para que puedan hacerse cargo de la seguridad de su propio país es una de las prioridades de la nueva estrategia para Afganistán y Pakistán, centrada en la destrucción de Al Qaeda, que Obama desveló la semana pasada en Washington y que hoy presentó a los aliados. Los aliados dieron su visto bueno con entusiasmo a esa estrategia, que según afirmó el presidente francés, Nicolas Sarkozy, "coincide palabra por palabra con lo que los europeos llevábamos tiempo pidiendo": un refuerzo de la presencia civil y un hincapié en la formación de las fuerzas afganas, entre otras cosas. Tanto Sarkozy como la coanfitriona de la reunión, la canciller alemana Angela Merkel, tuvieron palabras de caluroso elogio para Obama y el "liderazgo" que, según ellos, demostró durante la cumbre. El presidente estadounidense jugó, según ha indicado el presidente turco, Abdullah Gül, un papel mediador decisivo para conseguir que Ankara retirara su veto contra el primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, y éste pudiera convertirse en el nuevo secretario general de la OTAN, un cargo al que se accede por unanimidad de los miembros. La disputa sobre Rasmussen hizo que se prolongaran los trabajos de los aliados, que en su encuentro abordaron también, entre otros asuntos, las relaciones con Rusia y la adopción de un nuevo concepto estratégico para adaptarse a los desafíos del siglo XX. Al comienzo de la sesión de trabajo esta mañana, Obama había dado la bienvenida a Croacia y Albania como nuevos miembros de la OTAN y había asegurado que la puerta de la Alianza "seguirá abierta" para aquellos países que cumplan los requisitos y vayan a contribuir. En su rueda de prensa, Obama reiteró esa felicitación a los nuevos miembros. Pero también se mostró preocupado por el impacto que la crisis económica vaya a tener en áreas como los Balcanes "para seguir centrados en el logro de la paz y resolver los problemas mediante negociaciones". El presidente estadounidense partió inmediatamente hacia Praga, la tercera etapa de su gira por Europa, donde mañana participará en una cumbre con la Unión Europea y una serie de reuniones bilaterales, entre ellas con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Tags relacionados

obama

OTAN

Barack Obama