El presidente de EE.UU. participará en un programa de humor el jueves

La presentación de Barack Obama en “The Tonight Show of Jay Leno” es algo insólito entre los mandatarios estadounidenses

El presidente estadounidense, Barack Obama, intenta promover su mensaje sobre la economía a toda costa y para ello el jueves comparecerá donde en general los mandatarios no se atreven: un programa humorístico nocturno. Según confirmó hoy la Casa Blanca, Obama participará el jueves en el programa "The Tonight Show of Jay Leno", uno de los más célebres entre los espacios de humor de la televisión estadounidense. El programa se graba en Los Ángeles, ciudad que el presidente tiene previsto visitar durante una minigira por California entre el miércoles y el jueves para promover sus propuestas económicas. Según declararon fuentes de la Casa Blanca, Obama grabará su intervención, que se emitirá para cuando él ya esté de regreso en Washington, y será "tan divertido como pueda serlo, dadas las circunstancias económicas" que vive el país, sumido en una crisis. La comparecencia de Obama en el programa es algo insólito entre los presidentes estadounidenses. Sí ocurre que durante las campañas electorales los candidatos accedan a participar en ese tipo de programas para mostrar un lado más divertido y ligero de su personalidad, pero esas apariciones concluyen en el momento de llegar a la presidencia. El predecesor de Obama, George W. Bush, sí salió en una ocasión en un concurso televisado pero fue en una comparecencia grabada y para animar a uno de los participantes, un veterano de la guerra en Iraq. El actual presidente estadounidense no es un comediante natural y sus bromas, a veces formuladas con un estilo inexpresivo, en ocasiones no consiguen los resultados esperados ante las cámaras. En otras ocasiones, sin embargo, se ha anotado grandes éxitos, sobre todo si opta por burlarse de sí mismo. Así, en una cena de gala en Nueva York durante la campaña electoral organizada con fines benéficos por la Archidiócesis de esa ciudad, Obama generó grandes risas cuando aludió con el entusiasmo que despierta entre la gente y bromeó con que "contrariamente a lo que la gente piensa, no he nacido en un pesebre". "Nací en Kriptón y mi padre Kal-El me envió a la Tierra", continuó el entonces candidato demócrata, en una alusión al personaje de tiras cómicas Supermán.