Temen por seguridad futura del último rehén que se recibirá mañana

Sigifredo López es el único sobreviviente del grupo de doce ex diputados que las FARC hizo cautivos en abril de 2002

Bogota (EFE).- La senadora colombiana Piedad Córdoba dijo hoy que teme por la seguridad futura de Sigifredo López, el "último de los rehenes de la guerrilla de las FARC":http://www.elcomercio.com.pe/noticia/241122/gobierno-colombiano-ya-conoce-lugar-donde-hoy-liberado-ultimo-rehen que tiene previsto recoger mañana en algún lugar del suroeste del país. La congresista opositora recordó en una reunión con la prensa en Cali que López es el único sobreviviente del grupo de doce ex diputados (ex legisladores regionales) que los rebeldes hicieron cautivos en abril de 2002. Los políticos eran diputados activos de la Asamblea del Valle del Cauca, departamento del que es capital Cali, y fueron secuestrados por rebeldes que simularon una operación antiterrorista en la sede del Legislativo regional, situado en el centro de esa ciudad. Once de ellos murieron en junio de 2007 a manos de un grupo armado no identificado que llegó hasta el campamento rebelde en el que se encontraban, según las FARC. La versión de los rebeldes fue rechazada por el Gobierno del presidente colombiano, Álvaro Uribe, que atribuyó a esa guerrilla la matanza. López se salvó de morir por no hallarse en la misma base rebelde. Las FARC incluía a los 12 diputados en la relación de rehenes con fines de canje por medio millar de insurgentes presos. La legisladora Córdoba dijo que "seguramente Sigifredo viene con una carga no solamente emocional, sino también con una carga muy dura frente a la tarea que tiene que enfrentar". "Mucha gente va a querer saber cosas que él va a tener desafortunadamente que responder, porque es el único testigo, es la única persona que sobrevivió a ese insuceso", agregó la senadora, para quien el Estado tendrá entonces que brindarle seguridad muy especial al ex diputado y también a su esposa, Patricia Nieto, y a los dos hijos de la parejas. Córdoba dijo que, por ello, el colectivo Colombianos por la Paz, que ella lidera, deberá estar muy atento y presto ante las preocupaciones de seguridad que pueda tener López. De ello, advirtió luego, también estará pendiente una veeduría internacional conformada por "un grupo muy significativo de intelectuales y académicos y luchadores de derechos humanos en el mundo y nobeles de paz" para "vigilar de manera permanente por la seguridad y tranquilidad de quienes hacemos parte de este proceso". La parlamentaria observó que se trata de unas gestiones de búsqueda de un acuerdo humanitario sobre rehenes y de una salida política al conflicto interno en el que se mantendrá, a pesar de los abucheos y las críticas que recibe de algunos sectores del país. López es uno los seis rehenes que las FARC se propusieron poner en libertad de manera unilateral ante Córdoba, en misiones humanitarias coordinadas por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y con el apoyo logístico del Gobierno de Brasil. El proceso de liberaciones comenzó el domingo pasado, cuando los rebeldes entregaron en las selvas del suroeste de Colombia a tres policías y un militar, y continuó el martes en el sureste, con la puesta en libertad de Alan Jara, ex gobernador del departamento del Meta (centro). Todos ellos hacían parte del grupo de 28 secuestrados con fines de canje que les quedan a las FARC, a las que el pasado 2 de julio les fueron arrebatados otros quince, en una operación militar encubierta en las selvas del Guaviare (sureste). Entre los rescatados estaban la colombo-francesa Íngrid Betancourt y tres estadounidenses.

Tags relacionados

FARC

rehén

ultimo