Uribe ordenó el rescate militar de un gobernador y de todos los secuestrados

Las FF.AA. intensificaron las operaciones por tierra y aire para tratar de ubicar a la máxima autoridad del departamento del Caquetá

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, ordenó el martes a sus Fuerzas Armadas rescatar militarmente a un gobernador secuestrado por las FARC, en una demostración de poder de los rebeldes y desafío a su Gobierno que podría entorpecer la esperada liberación de dos rehenes. Las Fuerzas Armadas intensificaron las operaciones por tierra y aire para tratar de rescatar al gobernador del departamento del Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, secuestrado el lunes en la noche por un comando armado en su residencia de la ciudad de Florencia. "He pedido a las Fuerzas Armadas que hagamos todos los esfuerzos para rescatar al señor gobernador del Caquetá y para rescatar a los otros secuestrados que quedan en poder de estos bandidos", dijo el mandatario en declaraciones a periodistas. "Hay que hacer todo el esfuerzo militar y policivo para el rescate, nosotros no podemos seguir pendientes de los caprichos de los terroristas, de los terroristas que bañan este país en sangre y que todos los días quieren engañarnos", agregó. El Gobierno atribuyó el secuestro del funcionario, quien había sido privado de la libertad por los rebeldes cuatro veces antes de ser gobernador, a la columna Teófilo Forero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). "Se ha puesto en marcha un operativo de todas las Fuerzas y la Policía Nacional para buscar su liberación y la captura de los secuestradores", dijo por su parte el ministro de Defensa, Gabriel Silva. *EL MENSAJE* El secuestro fue interpretado por analistas como un golpe a la política de seguridad de Uribe y una demostración de poder de las FARC al ser cometido en una de las zonas con más presencia de efectivos de las Fuerzas Armadas y en donde se concentra la ofensiva militar contra los rebeldes. Las Fuerzas Militares alertaron recientemente sobre un incremento de los ataques de la guerrilla para demostrar poderío y ganar protagonismo en la antesala de las elecciones del 2010. "Hay un esfuerzo y existirá un esfuerzo por parte del narcoterrorismo para demostrar una capacidad en decadencia, habrá un esfuerzo también para perturbar la democracia, pero el Estado colombiano está firme para enfrentarlos", dijo Silva. El departamento del Caquetá, en el sur de Colombia, es una de las regiones selváticas del país en donde las FARC aún mantienen una importante presencia y resisten una ofensiva militar apoyada por Estados Unidos.

Tags relacionados

Colombia

Álvaro Uribe

FARC