Jaime Bedoya

"Liturgia de la camiseta", por Jaime Bedoya

Luces

"Liturgia de la camiseta", por Jaime Bedoya

Repasamos los mitos y ritos del fútbol: el gesto de Messi que desencadena interpretación simbólica de los colores deportivos

"Noticia peruana típica", por Jaime Bedoya

ElDominical

"Noticia peruana típica", por Jaime Bedoya

Un artículo clásico de Jaime Bedoya, incluido "En aparente estado de ebriedad", que se presentará en el Hay Festival

La cuestión de la zunga, por Jaime Bedoya

ElDominical

La cuestión de la zunga, por Jaime Bedoya

"Un viaje relámpago de trabajo me ubicó en la capital mundial de la zunga, Río de Janeiro", relata Jaime Bedoya en su columna

"Black Mirror": tecnología y miedos actuales, por Jaime Bedoya

ElDominical

"Black Mirror": tecnología y miedos actuales, por Jaime Bedoya

En su columna de esta semana, Jaime Bedoya habla de la serie británica "Black Mirror", que estrenó temporada en Netflix

Si Donald Trump fuera peruano, por Jaime Bedoya

ElDominical

Si Donald Trump fuera peruano, por Jaime Bedoya

"Su repulsión no sería contra de los mexicanos, sino contra los cholos", dice Jaime Bedoya en su columna semanal

No robarás, por Jaime Bedoya

ElDominical

No robarás, por Jaime Bedoya

Tras el reciente escándalo protagonizado por Carlos Moreno, Jaime Bedoya se pregunta por el código de honor del ladrón.

Ni unito menos, por Jaime Bedoya

ElDominical

Ni unito menos, por Jaime Bedoya

En su columna semanal, Jaime Bedoya reflexiona sobre el castigo físico como correctivo para los niños

¿Ya podemos reír?, por Jaime Bedoya

ElDominical

¿Ya podemos reír?, por Jaime Bedoya

Jaime Bedoya se pregunta, en el decimoquinto aniversario del 11-S ,cuándo podemos reírnos ante las grandes tragedias.

Elogio de la mariconada, por Jaime Bedoya

ElDominical

Elogio de la mariconada, por Jaime Bedoya

En su columna semanal, "Disculpen la pequeñez", Jaime Bedoya habla sobre el cantante mexicano Juan Gabriel

Permiso para reír, por Jaime Bedoya

ElDominical

Permiso para reír, por Jaime Bedoya

En su columna semanal, "Disculpen la pequeñez", Jaime Bedoya reflexiona sobre el sentido del humor del presidente PPK

Muerte por robot

ElDominical

Muerte por robot

"Disculpen la pequeñez", la columna semanal de Jaime Bedoya

Sobreviviendo a la crispación

ElDominical

Sobreviviendo a la crispación

"Disculpen la pequeñez", la columna semanal de Jaime Bedoya

Dennis Angulo, poeta electoral

ElDominical

Dennis Angulo, poeta electoral

De la columna semanal de Jaime Bedoya, "Disculpen la pequeñez"

Cuatro reglas para ser un fotógrafo de Rocanrol

ElDominical

Cuatro reglas para ser un fotógrafo de Rocanrol

('La doctrina Zapata'*). De la columna semanal de Jaime Bedoya, "Disculpen la pequeñez"

¡Los Trembling Modefakers!

ElDominical

¡Los Trembling Modefakers!

La banda peruana que casi conoció a los Stones. De la columna semanal de Jaime Bedoya, "Disculpen la pequeñez"

"El resto es Silencio", por Jaime Bedoya

ElDominical

"El resto es Silencio", por Jaime Bedoya

De la columna semanal de Jaime Bedoya, "Disculpen la pequeñez"

"Elecciones: patrimonio inmaterial", por Jaime Bedoya

ElDominical

"Elecciones: patrimonio inmaterial", por Jaime Bedoya

De la columna semanal de Jaime Bedoya, "Disculpen la pequeñez"

Recuerdos del Bicentenario, por Jaime Bedoya

ElDominical

Recuerdos del Bicentenario, por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Listas inútiles, por Jaime Bedoya

ElDominical

Listas inútiles, por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Ética del plagio

ElDominical

Ética del plagio

Disculpen la pequeñez, la columna semanal de Jaime Bedoya.

Objetos voladores identificados

ElDominical

Objetos voladores identificados

(Cosas que les lanzan a los políticos). Por Jaime Bedoya

Héroe

ElDominical

Héroe

Disculpen la pequeñez. La columna semanal de Jaime Bedoya

Estampas asiáticas

ElDominical

Estampas asiáticas

Disculpen la pequeñez, la columna semanal de Jaime Bedoya

Pronósticos 2016

ElDominical

Pronósticos 2016

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Dos amigos navideños

ElDominical

Dos amigos navideños

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Fundamentos de la pitufidad

ElDominical

Fundamentos de la pitufidad

Dsiculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Inmensas preguntas (casi) celestes

ElDominical

Inmensas preguntas (casi) celestes

Disculpen la pequeñez, la columna semanal de Jaime Bedoya

A propósito de Dennis Angulo

ElDominical

A propósito de Dennis Angulo

Disculpen la pequeñez,la columna semanal de Jaime Bedoya

Contra el maltrato a los animales

ElDominical

Contra el maltrato a los animales

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Siempre nos quedará Paris

ElDominical

Siempre nos quedará Paris

Disculpen la pequeñez, columna de Jaime Bedoya

Csm

ElDominical

Csm

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Habitación con vista

ElDominical

Habitación con vista

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Vivir puede causar la muerte, Bedoya sobre el anuncio de la OMS

ElDominical

Vivir puede causar la muerte, Bedoya sobre el anuncio de la OMS

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Camilo, todo él, por Jaime Bedoya

ElDominical

Camilo, todo él, por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Calatas forever, Jaime Bedoya sobre la nueva Playboy

ElDominical

Calatas forever, Jaime Bedoya sobre la nueva Playboy

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

El saber perder como una de las bellas artes, por Jaime Bedoya

ElDominical

El saber perder como una de las bellas artes, por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Que viva la muerte, por Jaime Bedoya

ElDominical

Que viva la muerte, por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Reporte del tráfico, por Jaime Bedoya

ElDominical

Reporte del tráfico, por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Cortinas de humo: manual de uso, por Jaime Bedoya

ElDominical

Cortinas de humo: manual de uso, por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal

Desaparécete, columna de Jaime Bedoya

ElDominical

Desaparécete, columna de Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Chapa tu campaña, por Jaime Bedoya

ElDominical

Chapa tu campaña, por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Coda Stereo, columna de Jaime Bedoya

ElDominical

Coda Stereo, columna de Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna de Jaime Bedoya

Yo <3 Nueva York

ElDominical

Yo <3 Nueva York

Disculpen la pequeñez, columna de Jaime Bedoya

Omnia vincit Amor, por Jaime Bedoya

ElDominical

Omnia vincit Amor, por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

"Moquegua: deuda pendiente", por Jaime Bedoya

ElDominical

"Moquegua: deuda pendiente", por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

"Vigilad los cielos", por Jaime Bedoya

ElDominical

"Vigilad los cielos", por Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

El peor enemigo de un pollo es un peruano

ElDominical

El peor enemigo de un pollo es un peruano

Disculpen la pequeñez: la columna semanal de Jaime Bedoya

Con H de Humo, columna de Jaime Bedoya

ElDominical

Con H de Humo, columna de Jaime Bedoya

Disculpen la pequeñez, columna semanal de Jaime Bedoya

Gatitos tocando piano, columna de Jaime Bedoya

ElDominical

Gatitos tocando piano, columna de Jaime Bedoya

Columna semanal de Jaime Bedoya

Signo de los tiempos, columna de Jaime Bedoya

ElDominical

Signo de los tiempos, columna de Jaime Bedoya

Columna semanal de Jaime Bedoya

La guerra y la paz, columna de Jaime Bedoya

ElDominical

La guerra y la paz, columna de Jaime Bedoya

Columna semanal de Jaime Bedoya

Primicias del buzo pijama, de Jaime Bedoya

ElDominical

Primicias del buzo pijama, de Jaime Bedoya

Columna semanal de Jaime Bedoya

Enrique Zileri: Tres lecciones, por Jaime Bedoya

Opinión

Enrique Zileri: Tres lecciones, por Jaime Bedoya

El autor tuvo el privilegio de trabajar y conocer a Enrique Zileri por casi tres décadas