Alan García asegura que hay calma en La Convención y estado de emergencia busca evitar muertes

Ante el rechazo que ayer tuvo su medida por parte del gobierno regional del Cusco, el jefe de Estado afirmó que su decisión también va en contra de posibles bloqueos de carreteras

Alan García asegura que hay calma en La Convención y estado de emergencia busca evitar muertes

El presidente de la República, Alan García, justificó la decisión del Ejecutivo de declarar en estado de emergencia por 60 días al distrito de Echarate, provincia de La Convención, departamento del Cusco, por los actos vandálicos registrados durante el paro en contra de la exportación del gas de Camisea.

“No es exagerado, lo mejor es prevenir antes que lamentar, lo mejor es ser prudente y adelantarse a temas que después pueden significar no solo críticas sino pérdidas”, sostuvo.

El mandatario precisó que tomó tal decisión ante la posibilidad de que los manifestantes bloqueen las operaciones de transporte y distribución de gas natural necesario para brindar el servicio de electricidad de Lima y el norte del país.

“No queremos que mil pobladores, que tienen todo el derecho a protestar, pongan en peligro en cualquier momento el transporte de gas que es el que alimenta las nueve turbinas a gas gracias a las cuales tenemos energía eléctrica en Lima”, indicó.

HAY TRANQUILIDAD EN QUILLABAMBA
Sin embargo, el jefe del Estado aseguró que en Echarate, en Quillabamba y en La Convención se vive un clima de tranquilidad y calma, donde los pobladores tienen la libertad de movilizarse y realizar protestas, respetando las normas y el orden democrático.

Asimismo, anunció que el Gobierno trabaja con la empresa Transportadora de Gas y Brasil la construcción de un gasoducto hacia Quillabamba, que permita edificar una central eléctrica y una envasadora de gas en dicho lugar para beneficio de los pobladores de la zona.