Alexis Humala podría afrontar cargos por colusión y tráfico de influencias

Las penas van de 3 a 15 años de cárcel. Investigación fiscal puede durar hasta nueve meses de acuerdo al Nuevo Código Procesal Penal

Alexis Humala podría afrontar cargos por colusión y tráfico de influencias

ROCÍO LA ROSA (@chiolaro)
Redacción online

Colusión, tráfico de influencias, negociación incompatible y asociación ilícita para delinquir podrían ser algunos de los cargos que afronte el hermano menor del mandatario, Alexis Humala, investigado por el Ministerio Público por lograr contratos con el Estado por más de medio millón de soles, a través de su empresa Krasny del Perú, de la cual es accionista y gerente de Relaciones Públicas.

El abogado penalista Luis Lamas Puccio recordó que en este caso se aplicará el Nuevo Código Procesal Penal, ya vigente en Lima. “Yo no sé si el fiscal abrirá directamente una investigación preparatoria; si lo hace, tiene que individualizar al hermano de Ollanta Humala, es decir contra Alexis Humala. En la investigación preparatoria, que puede durar hasta nueve meses, el fiscal tendrá que reunir todas las pruebas necesarias y recién podrá acusar”, explicó a elcomercio.pe.

Lamas Puccio señaló que el delito de colusión es el que tiene la mayor sanción, entre 3 y 15 años de prisión, y se configura para funcionarios o personas que han tenido complicidad con funcionarios públicos. “Aunque acá, más que complicidad, habría coautoría que es cuando dos personas cometen un delito”, dijo.

El penalista indicó que si bien Alexis Humala no es funcionario público, esa condición no aminoraría la pena pues habría utilizado su apellido para beneficiarse. “Hay mucho camino por recorrer”, comentó.

MP DEBE DEMOSTRAR IMPARCIALIDAD
Para el ex fiscal supremo adjunto, Avelino Guillén, este caso será una gran oportunidad para que el Ministerio Público demuestre su imparcialidad y pueda recuperar la confianza de la opinión pública.

“Todos en la esfera pública sabían quiénes eran los directivos de esta empresa y sus directivos, y aún así les han permitido tener negocios con el Estado (…) la investigación no debe ser solo a la empresa del señor Alexis sino a todas las entidades públicas con las que su empresa puede tener relación”, manifestó.

Guillén mencionó que no basta con retirar a la empresa ‘Krasny del Perú’ del registro de proveedores del Estado y que los funcinarios de la OSCE (Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado) también deben ser investigados porque esta empresa tenía impedimiento legal.

“Aquí debe haberse dado algún tipo de fraude al Estado de parte de funcionarios por permitir estas negociaciones o de omisión grave”, añadió.

ALEXIS ESTÁ OBLIGADO A RESPONDER
Guillén agregó que Alexis Humala es un ciudadano común y como tal tiene que concurrir las veces que sea citado por las autoridades judiciales. “Está en la obligación de concurrir y no podría decir que no es funcionario público”, dijo.

“No es funcionario público, pero los cargos tienen connotación política y pública y rebazan los linderos de su actividad privada”, añadió.

Respecto a información periodística respecto a que Alexis Humala también fundó Krasny en Argentina con su mismo socio, Carlos Quiñe, Guillén comentó que no tiene impedimiento de realizar transacciones con privados en el Perú ni en el extranjero y que la irregularidad es por haber contratado con el Estado.