Alfredo Torres: “Cambiamos de nombre pero somos el mismo equipo”

Ipsos Apoyo es ahora Ipsos Perú. Sin embargo, la nueva denominación de la encuestadora no implica ningún cambio radical en su trabajo

Alfredo Torres: “Cambiamos de nombre pero somos el mismo equipo”

HÉCTOR VILLALOBOS

Ipsos Apoyo es ahora Ipsos Perú. Sin embargo, la nueva denominación de la encuestadora no implica ningún cambio radical en su trabajo. La seriedad y el profesionalismo se mantienen, asegura en esta entrevista su presidente ejecutivo, Alfredo Torres.

Ipsos Apoyo cambia de nombre. ¿Cuál es la razón?
El nombre se origina en marzo del 2007 cuando Ipsos compra las acciones de esta empresa al grupo Apoyo. Entonces, como es habitual en estos casos, se acuerda seguir usando el nombre por un tiempo. En realidad la transición ha sido muy larga. Han sido seis años que llevamos el nombre de Apoyo, pero hace seis años que somos en realidad una empresa del grupo Ipsos.

¿Este cambio va a tener alguna repercusión en el tema de las encuestas? ¿Habrá algunos cambios en el equipo que las trabaja?
No, en absoluto. Las personas que trabajamos en esta empresa somos las mismas desde hace muchísimos años y seguramente vamos a seguir siéndolo por muchos años más. No hay ningún cambio, salvo que vamos a dejar de usar el nombre de Apoyo para usar la denominación de Ipsos o Ipsos Perú.

¿Puede explicarnos qué es Ipsos y en qué países trabaja?
Ipsos es una empresa de origen francés que hoy día está en 84 países y es la empresa de investigación de mercados independiente más grande del mundo. Su fundador, Didier Truchot, es un francés, investigador como yo, que sigue dirigiendo la empresa y es su principal accionista. La empresa en el mundo está especializada en cuatro campos como la investigación de mercados, la investigación publicitaria, los estudios de satisfacción del cliente y la investigación de la opinión pública. Asimismo, tiene un acuerdo con la agencia Reuters. En Estados Unidos hemos sido la empresa que estuvo más cerca de los resultados en la última elección de Obama. Así que es una empresa líder en estos cuatros campos que tenemos operativos en el Perú. Ya tenemos seis años en el Perú con la empresa, hemos duplicado nuestra facturación y hoy somos más de 250 profesionales trabajando acá. Tenemos algunos extranjeros en el equipo pero la mayor parte son peruanos.

¿Cómo ha quedado la relación con el grupo Apoyo?
Estupenda, porque nos conocemos muy bien, así que seguimos haciendo muchos proyectos juntos. Seguimos colaborando con, específicamente, Apoyo Consultoría, Apoyo Comunicación Corporativa, el Instituto Apoyo. Son empresas del grupo con las cuales desarrollamos actividades en conjunto.

Las encuestas ganaron un gran prestigio bajo el nombre de Apoyo. ¿Cree usted que va a ser difícil que la gente se acostumbre a la nueva denominación?
Bueno, siempre es un tema de hábitos y los hábitos toman tiempo cambiar. Es verdad que nosotros hemos puesto mucho énfasis en introducir a Apoyo en el campo de las encuestas y ahora estamos en el proceso de cambiarlo y usar el nombre de Ipsos, pero al final somos las mismas personas, somos el mismo equipo. Es cuestión de tiempo que nos acostumbremos a usar la nueva denominación.

¿Y en el caso de las encuestas que Ipsos trabaja para El Comercio hay algún cambio de denominación?
Sí, y diría que es un cambio en la ruta de la brevedad. En vez de decir como decíamos antes “encuesta de El Comercio elaborada por Ipsos Apoyo Opinión y Mercado” vamos a decir simplemente “encuesta Ipsos El Comercio”, como reflejo de la alianza estratégica que tenemos hace muchos años. Ahora bien, no va a cambiar tampoco nada. Nosotros vamos a seguir haciéndonos responsables de las preguntas, de los resultados y de las encuestas. O sea, cualquier crítica a una pregunta o a un resultado debe ser dirigida a Ipsos y no a El Comercio, pero a su vez El Comercio es responsable de lo que publica y cómo lo publica. Los titulares, los gráficos, todo es responsabilidad de El Comercio y si la crítica va hacia algún determinado titular o a un gráfico, eso es hacia El Comercio.

La garantía de un buen trabajo se mantiene entonces…
Sí, por supuesto. Eso está totalmente garantizado. Estamos comprometidos en este tema desde hace muchísimos años. Al comienzo empezamos dentro de una empresa que se llamaba Apoyo S.A. Luego la independizamos como Apoyo Opinión y Mercado. De ahí paso a ser Ipsos Apoyo y ahora es Ipsos Perú. Pero a lo largo de todas etapas yo he estado al frente de este equipo de gente que trabaja conmigo y estamos todos comprometidos no solo con el profesionalismo, sino también con la integridad que se necesita para este trabajo.