Devida propone desarrollo en inclusión para poder capturar a 'José' en el VRAE

Sin embargo, dirigente cocalero Serafín Luján vislumbra que en Alto Huallaga aumentarán cocales pues campesinos “ya no sentirán presión de Sendero”

Devida propone desarrollo en inclusión para poder capturar a 'José' en el VRAE

HANS HUERTO AMADO @huertoamado
Redacción online

El Poder Ejecutivo ha anunciado que el foco de la lucha antiterrorista será ahora el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE ), tras la captura del líder senderista ‘Artemio’ en el Alto Huallaga. Y es que el narcotráfico en el VRAE es la actividad que en buena cuenta financia la supervivencia de la falange subversiva comandada por ‘José’ (Víctor Quispe Palomino), hoy el terrorista más buscado del país. De ahí que en la actualidad, a 32 años de la explosión senderista en Ayacucho, la lucha antisubversiva y la antidrogas sean una sola. Prueba de ello es la recompensa ofrecida por el gobierno estadounidense por ‘José’: US$5 millones.

De ahí que el plan antidrogas presentado al Ejecutivo por la Comisión Nacional de Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) y que deberá ser aprobado el próximo miércoles implementará políticas públicas en esta línea, no solo abocadas a la reducción de la producción de droga sino también a mejoras educativas, fomento de nuevas economías y presencia del Estado.

Al respecto, elcomercio.pe se comunicó con la jefa de Devida , Carmen Masías, quien adelantó que “el enfoque de la estrategia será totalmente el del desarrollo” con énfasis en la inversión pública (infraestructura) y privada (industrias y cultivos alternativos).

Incluso, tras la caída de ‘Artemio’ y el foco sobre ‘José’, Masías opina que las estrategias del gobierno no cambian más bien se refuerzan: “La idea es fortalecer la democracia a través del desarrollo y la inclusión social a fin de evitar los caldos de cultivo en las zonas donde no ha habido antes presencia del Estado”.

Devida, dice Masías, se alineará a las líneas de acción del Ejecutivo, que con voluntad política y mayores recursos, viene diferenciándose del gobierno anterior en este sector.

El problema en la selva continúa siendo la accesibilidad a varios puntos poblados, por lo que urge en tal sentido fortalecer gobiernos regionales y locales en sus gerencias.

De espaldas a municipios y gobiernos regionales, las hectáreas de hoja de coca crecen a cada año. Y la erradicación indiscriminada continúa levantando la resistencia del gremio cocalero.

Aún así, para Masías, “la erradicación es un elemento importantísimo que tiene que ir de la mano con el desarrollo, la inclusión social y los derechos humanos”: “Sin erradicación no va a haber forma de vencer a narcoterrorismo.

”SIN ARTEMIO HABRÁ MÁS SEMBRÍOS”
Para la Conpaccp (Confederación Nacional de Productores Agropecuarios de las Cuencas Cocaleras del Perú) la captura de ‘Artemio’ es un hecho a saludar pues deslindan totalmente con el narcotráfico y grupos armados “como cultivadores peruanos de la hoja milenaria”, de acuerdo a su presidente Serafín Luján.

En conversación con elcomercio.pe, el dirigente cocalero señaló, sin embargo, que Enaco es la empresa nacional responsable de que los agricultores desvíen buena parte de su cosecha a compradores informales, por ofrecer “precios irrisorios” por arroba (12 kilos) de hoja. “El gobierno tiene que ser serio en este tema, pero aún así apostamos por la legalidad del uso benéfico. Sin embargo, tampoco sabemos quién es el que nos compra, porque no viene con un fotocheck que diga ‘yo soy narco’”.

Un fenómeno dado en 1999, en las semanas posteriores a la caída del cabecilla senderista Óscar Ramírez Durand (a) ‘Feliciano’ —anterior jefe subversivo en el Alto Huallaga— fue el aumento en el precio de la arroba de hoja de coca. ¿La caída de ‘Artemio’ supondría una burbuja similar?

Para Serafín Luján, es improbable. “En ese entonces era distinto el tema político. Lo que se va a dar es el incremento del sembrío de la hoja de coca porque muchos no querían sembrar porque en el Huallaga estaban subyugados a ellos (los terroristas) pero con este tema (la captura), no tendrán esta presión”, dijo.

“Además, cuando el gobierno te erradica (cocales) y no te da nada a cambio, vuelves a sembrar”, dijo.

La estrategia a aprobarse deberá tomar en cuenta más de uno de los puntos de vista de poblaciones afectadas y agricultores, pues el negro negocio de la cocaína mantiene en pie no solo cocales, sino atraso, exclusión, abandono, corrupción, terror y muerte.