Bambarén le pidió a Cajamarca “no dejarse manipular” por Gregorio Santos

El sacerdote exhortó a la ciudadanía avanzar en el diálogo. Además, un especialista en conflictos sociales criticó la utilización política que le ha dado la autoridad a Conga

Bambarén le pidió a Cajamarca “no dejarse manipular” por Gregorio Santos

El obispo emérito de Chimbote, Luis Bambarén, volvió a dirigir sus críticas contra el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, quien ayer inició la recolección de firmas para inscribir su partido para las próximas elecciones. El sacerdote le pidió a la ciudadanía asumir no dar tribuna a “posiciones cerradas” que ponen pretextos para mantener el conflicto antiminero.

Bambarén, en ese sentido, exhortó a la población de Cajamarca a asumir el reto de avanzar el diálogo con los facilitadores y autoridades del Gobierno Central para darle una solución definitiva a las protestas originadas a raíz de la ejecución del proyecto minero Conga.

“Yo le pediría al pueblo de Cajamarca que asuma su responsabilidad de desarrollarse y no se deje manipular por un hombre que tiene ambiciones políticas”, manifestó en alusión a Santos.

En diálogo con la agencia Andina, el ex presidente de la Conferencia Episcopal Peruana le sugirió a los cajamarquinos realizar un monitoreo participativo, como el que se hace en la provincia cusqueña de Espinar.

“Un monitoreo participativo (para determinar si existe contaminación ambiental debido a la actividad extractiva) es indispensable para avanzar en la generación de confianza y resolver conflictos”, agregó.

CRITICAN USO POLÍTICO DE CONGA
Por su parte, el especialista en conflictos sociales Víctor Caballero afirmó que es “innegable” que Santos utilizó su oposición al proyecto Conga para buscar construir un partido en torno a su figura.

“El tema Conga para él era secundario porque el principal era la confrontación con el Gobierno; utilizó los problemas en Conga para construir un liderazgo político y una alternativa política de gobierno”, consideró.

Caballero, ex jefe de la Oficina de Conflictos Sociales de la PCM, señaló que esto quedó en evidencia desde el inicio de las protestas en Cajamarca, y que incluso en un momento dado se hizo más evidente, cuando propuso la reforma de la Constitución, que no tenía nada que ver con el conflicto minero.