Bedoya y Beingolea cuestionaron observación del Ejecutivo a Ley mordaza

Congresistas discreparon con postura del Ejecutivo para que se libere de responsabilidad penal a quienes difundan comunicaciones de interés público

Bedoya y Beingolea cuestionaron observación del Ejecutivo a Ley mordaza

Entre los cambios que propone el presidente Ollanta Humala a la denominada Ley mordaza, norma aprobada por el Congreso que penaliza con cárcel a quienes difundan audios o videos chuponeados, figura el agregar los verbos “interceptar y grabar”, y cambiar la palabra “indebidamente” por “ilícitamente” en cuanto a la manera de conseguir los audios o videos. Además, libera de responsabilidad en caso la información difundida sea de interés público.

Al respecto se pronunciaron los congresistas de Alianza por el gran cambio Javier Bedoya y Alberto Beingolea.

“Las observaciones presidenciales, fundamentalmente, radican en cambiar una palabra por otra a fin de dar una mejor redacción, están orientadas a la forma y no el fondo, en el fondo el presidente no está en desacuerdo con el contenido de la ley, solo mejora la redacción”, consideró en primer lugar el parlamentario Javier Bedoya (Alianza por el Gran Cambio), en declaraciones a Canal N.

No obstante, discrepó en que el Ejecutivo plantee que no se sancione penalmente la difusión de temas de interés público. Al respecto, consideró que el mandatario ha “cedido a la presión mediática”.

“SE SIENTEN REYEZUELOS
“Hablemos con franqueza, los medios tienen mecanismos para que una noticia intrascendente se convierta en un tema de interés público (…) muchos periodistas se sienten libres de difundir lo que les da la gana, sin importar si avasallan o no la privacidad de las personas, se sienten reyezuelos que están por encima de someterse a un Poder Judicial”, manifestó Bedoya.

En ese sentido, dijo que insistirá en su posición para que el concepto de interés público no libere de responsabilidad a los periodistas.

Por su lado, Beingolea se preguntó quién define el concepto de interés público. “Quién define eso, ahí está el problema. Si se mantiene como está, se dice lo que es contrario a la ley y lo que no, pero es mucho más fácil interpretar una ley que el interés público”, dijo el también titular de la Comisión de Justicia.