Bienes incautados a presuntos testaferros de senderistas valen US$ 100 mlls.

Así lo afirmó el ministro del Interior, quien presentó esta tarde en Ica la relación de inmuebles y cuentas intervenidas a familia que habría lavado el dinero de los senderistas Quispe Palomino

(elcomercio.pe)

El ministro del Interior, Daniel Lozada, afirmó esta tarde que el Gobierno humalista lucha “contra unos reyezuelos que se pintan de políticos cuando son terroristas” en clara referencia a los hermanos Quispe Palomino, que son los cabecillas de Sendero Luminoso en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE).

“No son otra cosa que mercenarios y delincuentes que viven de la extorsión y del narcotráfico”, agregó en conferencia de prensa en Ica, donde presentó la lista de bienes incautados a la familia Gutiérrez Mantarí, quienes presuntamente lavaron el dinero obtenido por los terroristas ‘José’ y ‘Alipio’.

El alto funcionario del humalismo detalló que fueron 19 empresas y 26 cuentas bancarias las intervenidas así como una plantación de tangelo, 35 inmuebles, 104 vehículos, 80 discos duros y dos armas de fuego las incautadas. Todos estos bienes, detalló Lozada, están valorizados en 100 millones de dólares.

El titular del Interior señaló que la mayoría de empresas, en las que presuntamente se lavó el dinero de los subversivos, se dedicaban a la distribución de gas natural, venta de autos, fabricación de ladrillos, entre otros.

Aclaró que todavía falta contabilizar más bienes, por lo que no descartó que la cifra de 100 millones de dólares aumente.

Lozada indicó que en total se ha capturado a 10 personas, entre ellas a los presuntos cabecillas de la organización de lavado de activos, Dionisio Gutiérrez Torres (56) y Álex Gutiérrez Mantari (33). Este último habría ido al VRAE a recoger maletas de dinero.

LAMENTÓ NIVEL DE PRODUCCIÓN DE DROGA
En otro momento, Lozada calificó de “perversa” la actividad que realizan los Quispe Palomino en el VRAE, donde no solo matan a policías y militares sino también contribuyen con el tráfico ilícito de drogas.

“Lo que hacen es un negocio perverso que daña la vida y la salud no solo de los peruanos sino del mundo entero, porque el Perú tiene el título nada afortunado de ser el primer productor de coca y el primer exportador mundial de clorhidrato de cocaína. Por eso, nuestro Gobierno quiere desenmascarar a estos dictadores que se jactan del líderes políticos y utilizan un trapo rojo con la hoz y el martillo para justificar sus fechorías”, manifestó.

Finalmente, el ministro expresó que “ojalá que muy pronto tengamos a estos famosos hermanos Quispe Palomino en un penal de máxima seguridad”.