Bloque oficialista y Alianza Parlamentaria plantean el retorno del Senado para el 2016

Acuerdo político-parlamentario será la base de discusión de la agenda anual del Congreso con otras cinco bancadas legislativas

Bloque oficialista y Alianza Parlamentaria plantean el retorno del Senado para el 2016

JORGE SALDAÑA RAMÍREZ

Una semana antes de que el oficialista Víctor Isla asumiera la presidencia del Congreso –el 26 de julio– dos de las siete bancadas, Gana Perú (GP) y Alianza Parlamentaria (AP), acordaron una agenda legislativa común para este segundo año del Parlamento.

El Comercio tuvo acceso ayer a este documento oficial, el cual será la base del próximo debate multipartidario para elaborar la agenda anual del Congreso en coordinación con el Poder Ejecutivo.

Allí se plantea que uno de los 14 temas de fondo que deberán caracterizar el nuevo debate parlamentario es la modificación de la Constitución actualmente vigente para que en el Congreso existan dos cámaras legislativas: una de diputados y otra de senadores con su correspondiente número de representantes a partir del 2016.

Cualquier cambio constitucional requiere aprobarse con 87 votos en dos legislaturas consecutivas (o sea un año como mínimo) o 66 adhesiones más una consulta popular si el debate se agota en una sola legislatura.

Gana Perú tiene 43 votos firmes y Alianza Parlamentaria aporta 12 más. Las dos fuerzas políticas suman 55 votos, que serán la base para la discusión de esta enmienda constitucional.

La también llamada Cámara Alta del Congreso bicameral fue disuelta a raíz del autogolpe del 5 de abril de 1992 y desde el 2001 hasta la fecha ha habido varios intentos para que retorne al sistema político.

El primero fue en el Congreso del 2001-2006. El 24 de abril del 2003 llegó el dictamen para el cambio constitucional al pleno, pero la discusión quedó en suspenso. Un año después, ante una propuesta presidencial, volvió a discutirse el retorno del sistema bicameral, pero el 14 de abril del 2005 no se alcanzó la votación calificada requerida para aprobarla.

En el Parlamento del 2006-2011 la bancada aprista impulsó el tema. Entonces, se proponía que el futuro Congreso bicameral fuera de 170 legisladores: 120 diputados y 50 senadores. El 30 de mayo del 2007 se inició el debate, pero luego el tema quedó en suspenso.

La congresista y ex vocera de Alianza Parlamentaria Carmen Omonte confirmó anoche a El Comercio la validez del acuerdo político para impulsar la vuelta del Senado, porque fue parte de las condiciones políticas que planteó AP y que aceptó el oficialismo para apoyar a Víctor Isla en su pretensión de asumir la presidencia del Parlamento.

Es más, dijo que este tema y otros como la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción cometidos por funcionarios y servidores públicos o la eliminación del voto preferencial fueron discutidos y aprobados por los delegados de las bancadas de AP y de Gana Perú. Entre estos figuraban –de parte del oficialismo– el propio Isla, la vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza, y Fredy Otárola.

“Ahora corresponde al presidente del Congreso, Víctor Isla, impulsar estos acuerdos”, agregó la parlamentaria.