Bolivia enviará documentos para que el Perú revierta asilo a ex ministros

La información también será enviada al Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados y a otros entes, informó el canciller boliviano

La Paz (AP).- Bolivia enviará al Gobierno del Perú los expedientes de un caso que compromete a tres bolivianos refugiados en ese país con la esperanza de que revise el asilo que les otorgó, informó el canciller David Choquehuanca. "El gobierno boliviano enviará toda la documentación para que el gobierno peruano valore y reconsidere el asilo concedido", dijo Choquehuanca el jueves en rueda de prensa. Agregó que la misma información será enviada al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y a otras organizaciones internacionales. La decisión del gobierno del presidente Alan García de acoger a los ex ministros Jorge Torres, Mirtha Quevedo y Javier Torres tensó las relaciones entre los dos países. El presidente "Evo Morales dijo":http://www.elcomercio.com.pe/noticia/286108/evo-morales-no-descarta-ruptura-relaciones-peru el miércoles que las relaciones con Lima se encuentran en "alto riesgo". Los tres están incluidos en un juicio de responsabilidades en contra del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada por la muerte de 63 manifestantes durante protestas sociales en 2003. El juicio oral se iniciará el 18 de mayo con la mayoría de los acusados ausentes. Sánchez de Lozada y otros dos procesados viven en Estados Unidos. Un pedido de extradición se halla en trámite. En tanto, exportadores de Bolivia manifestaron sus temores por un posible efecto en el comercio con Perú si las relaciones diplomáticas se interrumpen. "En la medida en que las relaciones entre los dos países se deteriore también se verán afectados los flujos de comercio", dijo Gary Rodríguez, gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), vinculado a las organizaciones empresariales. Perú es el quinto mercado de Bolivia. En 2007 las ventas a ese país principalmente soya, semillas y minerales de plata alcanzaron a 225 millones de dólares. El año pasado subieron a 272 millones de dólares, según un informe del Instituto Nacional de Estadística. "Las relaciones políticas son un paraguas para que fluyan el comercio y las inversiones. No es posible que nos peleemos con todos", dijo Rodríguez. Sin embargo, el ministro de Planificación del Desarrollo Noel Aguirre declaró a la emisora Erbol que una hipotética ruptura con el vecino país no debería afectar al comercio. "Una cosa es el manejo político entre los países y otra el manejo comercial que no se interrumpe", señaló.