"Cancillería debe hacer frente a campaña del Movadef en el exterior", opinó García Belaunde

Ex canciller calificó de “anecdótica” cita con Lynch en Argentina. Internacionalista Velit opinó que no amerita destitución de embajador

"Cancillería debe hacer frente a campaña del Movadef en el exterior", opinó García Belaunde

El ex canciller José Antonio García Belaunde calificó hoy de “anecdótico” el hecho de que el embajador peruano en Argentina, Nicolás Lynch, haya recibido a miembros del Movadef en nuestra sede diplomática.

Para el también coagente ante La Haya es más importante tener en cuenta que el Movadef está dispuesto a hacer una campaña internacional y la Cancillería debe estar preparada para hacerle frente.

“La Cancillería debe tener la capacidad de salir al frente de esta campaña, hoy es Argentina y México. Es una campaña que no conduce a nada, porque moviendo personalidades de países amigos como un Premio Nobel o las madres de la Plaza de Mayo que dicho sea de paso están cuestionadas por corrupción no conseguirán que Abimael Guzmán salga de prisión; él tendrá que cumplir su condena”, señaló en Canal N.

García Belaunde evitó opinar sobre la conducta de Lynch y se limitó a comentar: “No entiendo, quizás le faltó oficio, no sé”.

“NO AMERITA DESTITUCIÓN
A su turno, el internacionalista Ernesto Velit consideró que tendrá que evaluarse las circunstancias en las que se produjo la cita Lynch-Movadef.

Velit opinó que es obligación de un embajador recibir a los peruanos que se acercan a nuestra sede diplomática y que ello no significa compartir su ideología.

“Creo que si el embajador recibió y escuchó, y luego se negó a cualquier acuerdo, cumplió bien su papel. No debemos dejar que diferencias políticas u odios personales nos lleven a dar pasos en falso”“, señaló a elcomercio.pe.

Consultado si debió recibir a un grupo pro senderista, Velit señaló que no se puede castigar al embajador por haber recibido una carta. “Hay que darle la batalla a estos irregulares en el terreno ideológico y político, no cerrándoles las puertas”, manifestó.

Velit dijo que seguramente la Cancillería ha pedido o pedirá un informe al embajador, porque se trata de “sucesos que están resultando verdaderamente incómodos para la política internacional del país”.

El analista también consideró que el hecho no amerita la destitución de Lynch. “No veo razón (…) no es una buena forma de enfrentar esta situación”.