Chalecos y comida en mal estado fueron comprados en el gobierno anterior

El viceministro de Defensa, Wilver Calle, afirmó que ambos productos fueron adquiridos entre el 2009 y 2010 para los militares en el VRAE

Chalecos y comida en mal estado fueron comprados en el gobierno anterior

El actual gobierno no tiene responsabilidad en la compra de chalecos antibalas y raciones para el personal que combate en los Valles de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), e indicó que estos fueron tramitados por la gestión anterior, aseguró Wilver Calle Girón, viceministro de Políticas para la Defensa del Ministerio de Defensa.

Calle Girón precisó que ambos casos corresponden a procesos llevados a cabo entre los años 2009 y 2010, antes de que el actual gobierno asumiera sus funciones.

Sostuvo que el Ministerio de Defensa actual es el principal interesado en el esclarecimiento de estas denuncias.

“El gobierno del presidente Ollanta Humala considera a la lucha contra la corrupción como la piedra angular en la construcción de un país con desarrollo e inclusión social”, subrayó.

MINISTERIO APOYA INVESTIGACIÓN DE CONTRALORÍA
El alto funcionario aseguró que el Ministerio de Defensa respalda totalmente las investigaciones iniciadas por la Contraloría, así como por el Congreso y la Fiscalía sobre estos casos.

Según informes periodísticos, un lote de chalecos antibalas adquiridos para el personal militar que combate contra los narcoterroristas en el VRAE no ofrece protección contra proyectiles de alto calibre. Asimismo, fue denunciada la mala adquisición de raciones alimenticias para este grupo de soldados.

Explicó que en diciembre de 2011, cuando se tuvo conocimiento del informe que efectuó la Contraloría General de la República sobre las adquisiciones realizadas entre los años 2009 y 2010 de raciones para el VRAE, el actual ministro de Defensa dispuso implementar todas sus recomendaciones y se aseguró que las raciones cumplan con los requisitos exigidos.

Sobre la adquisición de mil chalecos antibalas enfatizó que fue el propio ministro de Defensa, Alberto Otárola, quien en marzo de este año pidió al Ejército retirar estos chalecos y solicitó a la Contraloría iniciar un examen especial.