Cipriani sobre Garatea: "Fue una decisión prudente, no hagan un show"

Cardenal evitó dar a conocer las razones para no renovarle la licencia y consideró desproporcionadas las reacciones a favor del sacerdote y en contra suya

Cipriani sobre Garatea: "Fue una decisión prudente, no hagan un show"

Rompió su silencio. El cardenal Juan Luis Cipriani se pronunció hoy sobre la decisión del Arzobispado de Lima de no renovarle la licencia al sacerdote Gastón Garatea, lo que implica que no puede oficiar misas ni tomar confesiones en Lima.

Esta situación ha generado públicas expresiones de solidaridad con Garatea. Incluso, monseñor Luis Bambarén le pidió a Cipriani que explique las razones de su decisión.

“No tengo por qué estar dando a conocer públicamente la situación de un sacerdote, es lo último que haría, y cuando el provincial (Garatea) dice que hay suspicacias, no hay ninguna suspicacia, él sabe lo que le he dicho, todos sabemos sus atributos, pero todo eso no es para que hagamos un mártir en vida”, señaló Cipriani a través de RPP.

El cardenal también consideró que son desproporcionadas las reacciones al caso, por tratarse de un tema institucional y administrativo.

“Como pastor tomamos una decisión con enorme respeto, prudencia y humildad, pero en dos días uno empieza a ver reacciones desproporcionadas (…) se habla de castigo, suspensión, sanción, se empieza a hacer una víctima para atacar al Cardenal”, lamentó.

También cuestionó a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, quien dijo que Garatea “nunca quitó el cuerpo en la lucha contra la pobreza”. “Esto no es para que la alcaldesa de Lima aproveche, en lugar de arreglar el tráfico y los baches (…) todas estas casualidades me parecen llamativas, no sé si alguna institución está aprovechando la circunstancia”, comentó Cipriani.

SOBRE EL CELIBATO
Pese a que Cipriani no ha revelado los motivos de la no renovación de la licencia a Garatea, fuentes de la Iglesia han contado que sería por la postura del segundo a favor de la eliminación del celibato sacerdotal y la unión civil entre homosexuales.

Cipriani sí dijo hoy que “el celibato sacerdotal no es un tema de discusión al interior de la iglesia” y que en ese tema “seguimos las pautas del Santo Padre”.

“A nadie se le puede decir que está prohibido pensar, pero a un sacerdote sí se le tiene que, exigir que cuando habla como sacerdote y predica como sacerdote, tiene que ser una persona unida a la enseñanza de la Iglesia”, señaló.

NADA ES ETERNO
Al ser consultado si la decisión sobre Garatea se puede renovar, respondió que “lo único eterno es Dios”.

“Todo lo que hacemos los hombres tiene plazos y tiempos, estamos hablando de algo que ha ocurrido hace una semana (…) no estemos haciendo un show de una situación que le hace daños al padre Gastón, a los Sagrados Corazones, al cardenal, no hagamos un revuelo donde no hay nada”, manifestó.

Cipriani también contó que le dio permiso al padre Garatea para que celebre ayer un matrimonio en la Iglesia Virgen del Pilar, pues ya tenía un compromiso previo.