La Comisión de Ética resolverá en veinte días si investiga a José Luna

El congresista de Solidaridad Nacional es acusado de financiar proceso de revocación de alcaldesa Susana Villarán

La Comisión de Ética resolverá en veinte días si investiga a José Luna

La Comisión de Ética Parlamentaria resolverá en 20 días si investiga al congresista de Solidaridad Nacional José Luna Gálvez, quien está denunciando por el supuesto financiamiento de la revocación a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán.

A la fecha, la denuncia presentada contra Luna por parte de los regidores de Fuerza Social (FS) se encuentra en la etapa de calificación; es decir, de indagación por la secretaría técnica del grupo de trabajo, aclaró el presidente de la comisión, Humberto Lay, de Alianza por el Gran Cambio (APGC).

El procedimiento es el siguiente: una vez que la secretaría técnica termine de calificar la denuncia elabora un informe que será sometido a consideración del grupo multipartidario. El documento puede tener dos alcances: si declara procedente o improcedente la denuncia. Si ocurre esto último equivale a enviarlo al archivo. Si se declara que la denuncia de FS es procedente, se abre la investigación propiamente dicha. Esto significa que tanto los denunciantes como el denunciado Luna tienen cinco días útiles para presentar los cargos y descargos respectivos.

El legislador Lay recordó que esta denuncia había llegado a su despacho un tiempo atrás.

Luna Gálvez afirmó anteayer que apoyaba la revocación a Villarán, pero negó haber financiado esta iniciativa.

Lay dijo que de todas maneras se revisará el video donde aparece el ex representante legal de los revocadores Boris Alegría, en la que aparece diciendo a un grupo de personas que Luna Gálvez le había encargado impulsar la consulta popular contra Villarán.

“A primera vista pareciera no haber ningún delito. Pero se respetará el procedimiento”, dijo.

PRONUNCIAMIENTO
Villarán: ¿quién paga la revocación?
La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, comentó ayer muy temprano que resultaba extraño que todavía no se revelaran las fuentes de financiamiento del proceso de revocación.

Y menos aun –continuó– que no se sepa quiénes son las personas que aportan dinero para impulsar esta consulta popular fijada para el 17 de marzo próximo.

“La verdad siempre se sabe. No es mi tarea como alcaldesa estar detrás de quien está. No es un delito financiar una campaña de revocación. Lo extraño es que no se sabe quién lo financia”, dijo.