Cómplice de Cataño fue involucrado en pérdida de su expediente por drogas

Arsenio Porras fue acusado en 1982 de narcotráfico junto con Cataño. En julio pidió retirar del archivo expediente que luego se extravió sospechosamente

Por: *Óscar Castilla* * En los archivos de la Corte Superior de Junín se guardaron los dos voluminosos expedientes por tráfico ilícito de drogas que se siguió en los años 80 al entonces joven y prontuariado "Adolfo Carhuallanqui Porras":http://elcomercio.pe/noticia/334925/al-destape-revelan-pasado-cesar-catano-porras , quien con el transcurso de los años se convirtió en el potentado empresario automotor y aerocomercial César Cataño Porras. Sin embargo, en los últimos meses, y mientras la Policía Antidrogas iniciaba una investigación por lavado de dinero contra ese personaje, ambos expedientes corrieron una extraña e inesperada suerte. La situación del primer expediente por narcotráfico que tuvo Carhuallanqui, signado con el 1602-82, es lo que más preocupa, ya que desapareció misteriosamente de los archivos de la corte de Junín en agosto de este año, tal como lo reveló una investigación preliminar realizada por la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) en setiembre . Según esta indagación, fue el abogado Arsenio Isidoro Porras Huilcameza (47) quien pidió el “desarchivamiento” de este expediente el 10 de julio pasado, y luego desapareció de las manos de dos secretarios judiciales. ¿Pero quién es este personaje? *EL OTRO PROCESADO* El Comercio, luego de revisar diversos documentos judiciales vinculados al caso, descubrió que Arsenio Porras Huilcameza, natural de Huancayo como el hoy piloto de carrera, figura como procesado por tráfico ilícito de drogas junto con Adolfo Carhuallanqui Porras en el expediente que ahora se encuentra desaparecido. Ese sujeto, que reside en Huancayo, fue investigado y denunciado por la Policía Antidrogas en 1982, pero no se presentó ante la justicia y, al igual que Carhuallanqui (hoy César Cataño), se mantuvo prófugo durante 13 largos años. Porras Huilcameza parece un personaje cercano a "Carhuallanqui Porras":http://elcomercio.pe/impresa/notas/cesar-catano-cambio-su-identidad/20090829/334726 , pues, además de los detalles mencionados y compartir uno de sus apellidos, ambos pidieron la prescripción de este proceso en noviembre de 1995. Tanto Porras Huilcameza como Carhuallanqui argumentaron que ya habían transcurrido más de 12 años de la comisión del presunto acto delictivo, por lo tanto el caso había prescrito. Hasta donde se sabe, un tribunal de Huancayo declaró procedente el pedido de los reos ausentes (Porras Huilcameza y Carhuallanqui), archivó el caso por drogas y ordenó que se anularan las órdenes de captura que pesaban sobre ambos. *JUGARRETA LEGAL* Ante este panorama surge la pregunta: ¿Qué interés tenía Porras Huilcameza en revisar un expediente de los años 80? Este Diario llamó telefónicamente a la casa de este personaje en el distrito de Chilca (Huancayo), pero no fue posible localizarlo. Según los documentos a los que se ha tenido acceso, el fallo judicial que declaró la prescripción del caso de estas dos personas fue apelado ante la Corte Suprema. Sin embargo, Carhuallanqui utilizó esa resolución a su favor y la presentó a fines de 1995 ante otro tribunal que lo venía procesando en un segundo juicio por narcotráfico (expediente 1761-83). *MISTERIOSAS PÉRDIDAS* Precisamente, este último caso también ha sufrido una suerte parecida a la del anterior, pues del expediente solo quedan algunas piezas procesales que se encuentran físicamente en el archivo de la Corte Superior de Junín. Pero otros documentos importantes para entender por qué se procesó en aquel entonces por tráfico de drogas al hoy empresario ya no están en esa sede, pues han desaparecido misteriosamente. Lo mismo parece haber ocurrido con la "partida original de Carhuallanqui":http://elcomercio.pe/impresa/notas/vida-secreta-catano/20091108/366011 , la cual fue asentada en la Municipalidad de Huancayo en 1962 por sus propios padres y que el domingo presentamos en exclusiva. Las fuentes revelaron que ese documento —que demuestra la verdadera identidad de Carhuallanqui y su nacimiento en Huancayo el 4 de marzo de 1962— ya no estaría en los archivos de esta entidad. *RENIEC CANCELÓ DNI DE PILOTO Y EMPRESARIO POR SEGUNDA* El Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) "canceló por segunda vez en lo que va del año el Documento Nacional de Identidad":http://elcomercio.pe/impresa/notas/cesar-catano-cambio-su-identidad/20090829/334726 (DNI) del empresario César Ricardo Cataño Porras al considerar que realizó una inscripción irregular en el pasado. De esta forma dejó en claro que la verdadera identidad que le corresponde a este controvertido personaje (dueño de dos aerolíneas y de empresas de importación de autos) es la de Adolfo Carhuallanqui Porras, nacido el 4 de marzo de 1962. Así quedó establecido en la Resolución 3268-2009/SGDI/GRI/Reniec del 29 de octubre pasado. La decisión tomada por el Reniec deviene del fallo efectuado por el Quinto Juzgado Especializado en lo Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima. Este órgano concedió la apelación formulada por la procuraduría pública del Reniec, debido a que semanas atrás este despacho judicial había emitido una resolución en favor de que se restituyera la identidad a Cataño. En su momento, el fallo del juzgado sorprendió a propios y extraños, ya que el mismo Cataño ha reconocido, en diversos documentos judiciales presentados entre 1994 y 1996, que él era Adolfo Carhuallanqui y que había nacido en 1962 y no en 1965 (como señala en su DNI cancelado). Esto fue revelado el domingo por El Comercio en un amplio informe sobre la verdadera identidad del empresario aerocomercial y sus antecedentes por narcotráfico en los años 80. EL DATO *Más pesquisas* Las autoridades interrogaron a César Cataño hace dos semanas. En los próximos días serán llamados a declarar otros testigos. [*] *Unidad De Investigación*