Confiep le pidió a Ollanta Humala firmar el Acuerdo Nacional

Mientras, la Asociación de AFPs expresó su interés en discutir el fortalecimiento de la ONP propuesto por el humalismo

(Fuente: Canal N)

El candidato presidencial de Gana Perú, Ollanta Humala, sostuvo esta mañana una reunión con directivos de la Confiep y la Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones. Tras el encuentro, Humala Tasso declaró a la prensa que propuso al empresariado la creación de un consejo económico social que, como órgano consultivo para las fuerzas económicas y sociales del país, pueda emitir opinión acerca de los cambios necesarios para el país y su implementación gradual y consensuada, a fin garantizar la estabilidad económica y política.

Humala expresó que “no somos los dueños de la verdad” y que “estamos para aceptar y corregir lo que haya que corregir (…) reconocemos que hay que mantener el crecimiento”. No quiso opinar sobre la encuesta de Datum difundida hoy.

Por su parte, Humberto Speziani, presidente de Confiep, señaló que la reunión fue “muy instructiva“: “Los empresarios vamos por un camino que puede ser un poco diferente pero con el mismo objetivo, que el Perú alcance su plenitud, que haya inclusión social, que se elimine la extrema pobreza, que se reduzca la pobreza (…) vamos a seguir apostando por el Perú”. Asimismo, Speziani indicó que el gremio le sugirió a Humala la posibilidad de firmar el Acuerdo Nacional.

SOBRE LAS AFP
También presente en la reunión estuvo Beatriz Merino, presidenta de la Asociación de AFPs. Sobre las propuestas del humalismo en materia de pensiones, resaltó que los montos de las AFPs son intangibles, no pertenecen ni a las AFPs ni al Estado sino a los aportantes.

Añadió que las políticas que habrán de evaluarse en el próximo gobierno sobre el particular deben ser producto de un debate técnico y no político. “Humala ha reiterado que los fondos son intangibles; sin embargo, creo que hay un debate pendiente”, dijo. Esto último, en referencia a que Humala ha propuesto fortalecer la ONP. Merino aclaró que el sistema privado no puede pasar a ser un sistema voluntario y el público uno obligatorio, pues el flujo libre de aportantes es el que permite la rentabilidad de este sistema.