En el Día del Padre: la gran transformación de la relación Ollanta Humala-Don Isaac

El jefe de Estado ha encontrado en su padre al mayor de sus críticos, en los meses transcurridos de su presidencia

En el Día del Padre: la gran transformación de la relación Ollanta Humala-Don Isaac

HANS HUERTO AMADO @huertoamado
Redacción online

Mientras que sus antecesores Alan García y Alejandro Toledo vieron los primeros días de su gobierno empañados por escándalos sobre paternidad (el reconocimiento de Federico Dantón y Zaraí, respectivamente), el actual jefe de Estado se ha visto enmudecer ante la feroz oposición de su propio padre. Si hoy hasta su anterior rival —y supuesta líder natural de la oposición— Keiko Fujimori saluda varias de las gestiones de Ollanta Humala en cuestión de conflictos sociales, el presidente de la República ha encontrado todo lo contrario en las opiniones del hombre que le dio la vida.

“Temas familiares, en mi casa”, ha sido la única y escueta respuesta de Humala Tasso sobre las palabras de don Isaac Humala, quien afirmó que su hijo gobernaba bajo las presiones de Alan García, a fines de mayo. Ello a pocos días de que el patriarca Humala se sume nada menos que a una de las protestas que más sueño le debe estar quitando al presidente: la del proyecto minero Conga, en Cajamarca. Finalmente, Isaac Humala no logró llegar a la provincia por el cierre del aeropuerto.

Pero los desencuentros entre ambos no son nada nuevo. Ya cuando Ollanta Humala, el segundo de sus siete hijos, era candidato, don Isaac no hesitó en expresar opiniones en contra de los homosexuales, de lo cual tuvo que deslindar para no sumar la reputación de homofóbico a sus otros motes de entonces (dígase “chavista”, “radical” y otros similares).

Parece ser que a pesar de que Ollanta es el conductor de un país, debe —como si no hubieran abandonado el hogar paterno— competir con sus hermanos por la aprobación de don Isaac. Y aunque el presidente venga de ganar aliados en la Unión Europea (en plena crisis), donde pierde es en la casa Humala. Clara muestra de ello fue cuando, en junio pasado, con Humala ya como presidente electo, don Isaac se mostró “orgulloso” por el cuestionado viaje del benjamín de la familia, Alexis, a Rusia. Los borrosos propósitos de su periplo ruso (aún no aclarados del todo) valieron la suspensión por 6 meses —ya transcurridos— de Alexis en el Partido Nacionalista del Perú. El presidente Humala recibió poco después al canciller ruso con que se reunió antes su hermano menor.

En definitiva, la competencia más dura del jefe de Estado por la aprobación del patriarca Humala la tiene en su díscolo hermano, Antauro, instigador del ‘andahuaylazo’, asonada que cobró la vida de 6 personas (4 policías, 2 etnocaceristas) y por la cual purga condena en la Base Naval del Callao. Antauro ha sido la figura familiar que más desencuentros ha suscitado entre el jefe de Estado y su padre, ya desde que fue elegido. Por ejemplo, cuando don Isaac se esforzaba en decir que el manifiesto de Locumba (cuando Humala Tasso se levantó contra el régimen presidencial de Alberto Fujimori en el 2000) es “el mismo líquido” con el manifiesto del ‘andahuaylazo’, de Antauro.

Incluso el mismo día en que Ollanta asumía la presidencia, la felicidad de su padre se veía eclipsada por su pesar al tener a Antauro —injustamente, opina— tras las rejas. En esa oportunidad lanzó una de las primeras críticas al presidente: consideró muy bajo el aumento anunciado a la remuneración mínima vital.

Don Isaac Humala (80) ostenta como mayor oposición a su hijo presidente el ser abogado del hermano que más problemático ha resultado. Desde ahí, ha considerado un error de la Justicia el tratamiento legal de su caso (pide que se tipifique el delito como rebelión y sedición) y ha criticado ya directamente a la gestión presidencial por los traslados a diferentes penales a los que se ha sometido a Antauro Humala. Claro está, los evidentes y comprobados privilegios de los que ha gozado el líder etnocacerista no ameritan que se recluya con mayor severidad al sentenciado, según su padre. Ello porque, opina, “Ollanta tiene una obligación fraternal con Antauro” y que este último “es un preso político”. Más aun, le adjudica al presidente el traslado de Antauro a la Base Naval: “Antauro le dijo ‘zamba canuta’ a (Alejandro) Toledo y a (Alan) García, pero no le hicieron caso. En cambio, *su hermano sí le ha hecho caso y lo ha metido a la Base Naval*”.

De igual forma ha sucedido con la hermana menor del presidente, Ima Súmac, quien desde París ha prodigado críticas frontales a su hermano, el presidente, al que ha acusado de torturar a Antauro. Al igual que con Ulises Humala —quien incluso compitió contra su hermano Ollanta en las elecciones del 2006—, los cuestionamientos de la activista han sido aplaudidos por su padre y han generado una “división” entre los Humala Tasso, según palabras del mismo don Isaac.

Este ha dicho que el gobierno de su hijo “no era estrictamente lo que esperaba” y en tal sentido ha criticado la gestión del Ejecutivo en conflictos antimineros como los de Cajamarca y Espinar. Pero además ha cuestionado el desempeño de Óscar Valdés Dancuart al frente del Consejo de Ministros, a pesar de que es una de las figuras del Ejecutivo más cercanas Ollanta Humala. No solo ha defendido a Gregorio Santos: don Isaac ha llamado “violentista” al titular de la PCM y ha pedido reiteradamente que este se aleje del Gobierno.

Aunque Humala Núñez le ha augurado un fracaso a su hijo si continúa fiel a la hoja de ruta, el gobernante ha preferido no opinar sobre un padre con el que “en temas políticos estamos muy distanciados”: “Yo jamás puedo hablar mal de mi padre. Lo quiero mucho y punto (final) a ese tema”.

Quizás sea este el mejor espíritu posible en Palacio de Gobierno para este domingo. Alguna vez quiso explicar Isaac Humala de qué forma, como padre, ve a sus hijos: “Puede que Ulises sea mejor en preparación académica, pero hay una serie de factores que concurren para que uno sea el ‘ccollana’ (el ilustre). No necesariamente es el más inteligente, (cuenta también) el carisma, el don de la equidad, las condiciones para ser un líder”. Un dudoso halago para el presidente Humala que por el bien de esta relación padre-hijo debería repetirse.


Tags relacionados

dia del padre

Isaac Humala