Dirandro escuchó a Obregón negociando droga con emisarios de mafia extranjera

Ex legisladora, interceptada por el programa Constelación desde el año pasado, era dueña de dos narcopozas halladas en Tocache en el 2010

Dirandro escuchó a Obregón negociando droga con emisarios de mafia extranjera

ÓSCAR CASTILLA C.
Unidad de investigación

La Dirección Antidrogas (Dirandro) concluyó que la ex parlamentaria del Partido Nacionalista Nancy Obregón Peralta (43) se reunió con operadores de una mafia extranjera para planificar y negociar la entrega de droga desde Tocache. Además que era dueña de dos pozas de maceración, de los residuos de hoja de coca procesada y de los insumos químicos descubiertos en una operación realizada en esta zona en el 2010.

El Comercio conoció que la ex legisladora – detenida el domingo último junto a otras 23 personas por narcotráfico y terrorismo– fue contactada este año por una organización dedicada al narcotráfico para acopiar la carga ilícita y enviarla a Bolivia. Esta evidencia, así como la planificación para el uso de pistas aéreas clandestinas, quedó reflejada en la investigación antidrogas que sirvió para que la Sala Penal Nacional ordenara la captura de Obregón.

La historia del Caso Conquistar empezó en febrero del 2012, tras la caída de ‘Artemio’ en Tocache. Cuatro meses después el Departamento Técnico Judicial de la Dirandro, conocido como Constelación, interceptó las comunicaciones telefónicas de la dirigente cocalera y descubrió sus sólidos nexos con los operadores del narcotráfico en el Alto Huallaga y el extranjero.

También los vínculos de Obregón con su lugarteniente Wilder Satalaya Apagüeño ‘Koki’ y su esposa Esperanza Morales Valdiviezo ‘Techi’. Estos últimos son claves en esta historia, según lo recolectado por el programa Constelación, ya que mantuvieron contacto directo con los terroristas Víctor Quispe Palomino ‘José’, cabecilla terrorista del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), y con sus principales mandos.

Este Diario conoció, además, que un pariente de Satalaya Apagüeño, Vitmer Apagüeño, fue capturado en el 2009 junto a Max Caller, ex asesor de la entonces congresista Obregón, a quien se le incautó 140 kilos de cocaína.

Las pesquisas de este caso no se iniciaron por los nexos de la también dirigente cocalera con el narcotráfico, sino por apoyar el ingreso al Huallaga de una facción terrorista del Vraem.

EL SENDERO DE LA DROGA
La pista del narcoterrorismo permitió que la Dirandro conociera que el subversivo Rodolfo Huachaca Tincopa ‘Pelayo’ era financiado por el clan Obregón desde que llegó a Tocache en el 2009 hasta su captura en el 2010. La Policía Antidrogas además estableció que la ex parlamentaria, su pareja Fabio Chávez Peralta, sus tres hermanas Carla, Marleni y Sandra, eran los dueños de las dos pozas de maceración y de la coca procesada que se hallaron en el caserío Santa Rosa de Mishollo (Pólvora, Tocache) en el 2010, cuando Obregón era legisladora por el Partido Nacionalista.

Según las pesquisas, las hermanas de Obregón se encargaban de guardar la droga que luego usaban en las narcopozas. Por esta operación de la Dirandro, Fabio Chávez pasó a la clandestinidad mientras que las parientes de Obregón fueron procesadas por el testimonio de dos trabajadores de dicha poza de maceración.

Ambos, Julio Benítez Carlos ‘Chiki’ y Román Jara López ‘Pantera’, se retractaron de sus declaraciones contra las hermanas de Obregón, por lo que ellas fueron absueltas en el juicio por narcotráfico. Ahora se sabe que la ex legisladora negoció con sobornos el cambio de versión de los testigos.