Eduardo Zegarra: "Argumentos de Marco Tulio Gutiérrez son ridículos"

El promotor del Sí a la revocatoria dijo que los incidentes violentos cerca de la casa de Villarán ‘fueron ‘favrecados’’

Eduardo Zegarra: "Argumentos de Marco Tulio Gutiérrez son ridículos"

“Los argumentos de Marco Tulio Gutiérrez son ridículos. No tienen ningún sustento, no tienen ninguna prueba, están básicamente en su imaginación”, afirmó el teniente alcalde de Lima, Eduardo Zegarra, ante las recientes declaraciones del promotor de la revocación sobre los actos violentos registrados cerca de la casa de Susana Villarán, en Jesús María.

Como se recuerda, más temprano el revocador dio a entender que el incidente del miércoles fue armado por el asesor brasileño-argentino Luis Favre, el cerebro de la campaña publicitaria del No. “Es extraño que a la misma hora se presenten grupos partidarios del Sí y el No… Estamos ante un acto ‘favrecado’”, sostuvo.

Al respecto, Zegarra también lamentó los actos de violencia verbal, pues le gritaron ladrona y asesina a la alcaldesa de Lima. “Ha sido una agresión brutal e inhumana en un momento en que se encontraba en la casa de la alcaldesa una de sus nietas de 6 años”.

También en diálogo con Radio Programas, exhortó a Marco Tulio Gutiérrez y a Patricia Juárez a mostrar respeto a la “intimidad y tranquilidad” de la familia de Susana Villarán. “Ni si quiera opinen sobre el tema porque no tienen ninguna autoridad moral”, agregó.

Consultado sobre el posible debate con Gutiérrez, el funcionario edilicio descartó definitivamente la presencia de Villarán de la Puente y agregó que los regidores están dispuestos. “Si no quiere debatir con nosotros, problema de él. Iremos al debate y habrá un asiento vacío”, agregó.

Sobre la posición de Humberto Lay, quien anunció que su partido Restauración Nacional apoya la revocación, Zegarra dijo que le sorprendió porque “hubiera esperado, por lo menos, cierta neutralidad o dejar en libertad a los militantes”.

La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, y sus regidores serán sometidos a un proceso de revocación el próximo 17 de marzo. El posible debate entre ambas partes se realizaría una semana antes de la consulta popular.