EE.UU. buscó lidiar con influencias del régimen chavista en el Perú

La embajada estadounidense tenía cinco objetivos para contrarrestar la influencia del mandatario venezolano en nuestro país

EE.UU. buscó lidiar con influencias del régimen chavista en el Perú

La propagación de gobiernos autoritarios, tal como el de Fidel Castro en Cuba o Hugo Chávez en Venezuela, ha sido una de las principales preocupaciones de Estados Unidos en cuanto a política internacional durante los últimos 50 años. En el 2005, con la aparición del candidato nacionalista Ollanta Humala dentro del marco electoral y sus supuestos vínculos con el mandatario venezolano, el Perú también estuvo bajo la lupa. Así lo demuestra el cable N° 45879 obtenido con los archivos de Wikileaks entregados a El Comercio.

En dicho cable, del 22/11/2005, se plantean estrategias para enfrentar lo que se denomina la revolución bolivariana chavista. Asimismo, se mencionan a potenciales aliados de EE.UU. en nuestro país, entre ellos, el ex presidente Alejandro Toledo. Según el documento que lleva la firma del embajador James Curtis Struble, el líder de la chacana se habría reunido con funcionarios de la embajada para dejar en claro que él y Álvaro Uribe, ex mandatario colombiano, eran los jefes de Estado sudamericanos que más se oponían a Chávez.

Fueron cinco los objetivos de la embajada estadounidense para contrarrestar la influencia de Chávez en el Perú:

1 Alentar a Toledo (en ese entonces presidente), a su primer ministro Pedro Pablo Kuczynski y otros miembros del gobierno a mantener una política general de compromiso; a estar preparados para lidiar con protestas y descubrir evidencia que relacione a Chávez con terrorismo.

2 Exhortar a funcionarios peruanos, destacados hombres de negocios y generadores de opinión pública para que hablen a favor de las políticas económicas y de comercio del gobierno, y en contra de aquellas chavistas.

3 Asimismo, enfatizar en la necesidad de enfrentar el tratado de libre comercio (TLC) con EE.UU. y la Unión Europea, versus el de la Comunidad Andina de Venezuela. (Según el informe tarde o temprano el Gobierno Peruano tendría que elegir entre ambos).

4 Trabajar con contactos en los medios para publicitar evidencia sobre la interferencia del presidente llanero en asuntos internos, sus acciones antidemocráticas en Venezuela (sobre todo en torno de la prensa), y su apoyo a organizaciones terroristas en Colombia u otras partes.

5 Alentar a las ONG para que critiquen las acciones antidemocráticas, violaciones de los derechos humanos y perseguidos políticos del Gobierno Venezolano.

En el cable también se profundiza sobre aquellos puntos que le restan popularidad a Chávez entre los peruanos. Para comenzar, su posición antiestadounidense. El cable sostiene que en una encuesta reciente el Perú aparece como uno de los países más pro Estados Unidos en Sudamérica. Se resalta, igualmente, la posición del jefe de Estado venezolano ante los TLC, el modelo económico y su autoritarismo similar al de los años 90.

Los aliados de Chávez en nuestro país
En el cable 45879 de Wikileaks también se identifican a los aliados de la revolución bolivariana. De acuerdo con el informe, diversas fuentes oficiales indicaron que la Embajada de Venezuela habría estado trabajando activamente; organizando eventos, auspiciando viajes para jóvenes líderes, así como financiando los partidos de izquierda radical y el Partido Nacionalista Peruano de Humala.

Asimismo, plantea que estas operaciones podrían volverse más afectivas gracias a la llegada del diplomático Cruz Manuel Martínez (embajador de Venezuela en el Perú hasta el 2007) a quien describen como el “confidente” de Chávez.

Finalmente, el documento plantea que si bien la clase política en el 2005 se mostraba hostil frente a las intromisiones chavistas, existía el riesgo de que los fujimoristas o el Apra intentasen mejorar el prospecto electoral de Humala. El líder nacionalista significaba, para ambos casos, un rival débil frente a Lourdes Flores o Valentín Paniagua, en una segunda vuelta de los comicios presidenciales del 2006.

REACCIONES
PEDRO PABLO. KUCZYNSKI EX PRIMER MINISTRO
“Puede que haya tenido conversaciones informales con gente de la embajada, pero no recuerdo nada de eso. Aunque tampoco las puedo negar. En esa época estaba más ocupado en asuntos internos. Es cierto que Alejandro Toledo se oponía a las iniciativas de Chávez, este propuso por ejemplo el Banco del Sur y dejamos la idea durmiendo”.

ALEJANDRO TOLEDO. EX PRESIDENTE DEL PERÚ
“Estoy en Washington en medio de una reunión. No le puedo dar declaraciones ahora sobre ese tema [la supuesta reunión con funcionarios de la Embajada de EE.UU. en la que Alejandro Toledo habría hablado acerca de su posición frente al régimen chavista]. Estoy viajando mañana al Perú. Si no conozco el contenido [del cable], no puedo comentar al respecto”.