Eguiguren se defiende: "Si nos hubiéramos allanado no estaríamos hoy ante la Corte IDH"

Ex ministro de Justicia negó que el gobierno hubiera acatado tácitamente recomendación para volver a juzgar a comandos Chavín de Huantar

(Video Canal 9)

“Se está informando mal a la opinión pública, se están jugando con sentimientos y lo más grave es que se me están imputando un conjunto de responsabilidades que no tiene ni pies ni cabeza”, señaló hoy el ex ministro de Justicia, Francisco Eguiguren, quien salió al frente de las críticas por un supuesto allanamiento del gobierno, durante su gestión, a las recomendaciones de la CIDH (Corte Interamericana de Derechos Humanos) para que se vuelva a juzgar a los comandos Chavín de Huantar en el fuero civil, por presuntas ejecuciones extrajudiciales durante el rescate de rehenes en 1997.

Según explicó Eguiguren, durante su corta gestión (cuatro meses) se respondió a la CIDH que el fuero civil dirimió en su momento el proceso contra los comandos al fuero militar, donde fueron absueltos. Y que además se pidieron dos prórrogas al tribunal a fin de preparar una defensa bien fundamentada del Perú. Finalmente la Comisión decidió solicitar a la Corte IDH abrir un proceso al Estado por no atender sus recomendaciones.

“Aquí no se discute el juzgamiento a los comandos, sino que en mi gestión no se llegó a un acuerdo con la Comisión Interamericana, pues yo de ministro no me allané, el Estado bajo mi asesoría no se allanó a lo que ellos recomendaron y como no llegamos a una solución amistosa a las recomendaciones de la Comisión, es que ese organismo lleva el caso a la Corte IDH”, argumentó Eguiguren en entrevista al programa “Primera Noticia”.

Además, precisó que la Corte no juzga a personas sino a los Estados y que el informe de fondo de la CIDH fue heredado del anterior gobierno.

Actualmente, el fuero civil procesa por este caso a Vladimiro Montesinos, Nicolás Hermoza Ríos, Roberto Huamán y Jesús Zamudio.

Precisamente, Eguiguren Praelli aseguró que durante su gestión se le pidió al Poder Judicial peruano que acelere este proceso, a fin de demostrar a las instancias internacionales que este es un caso cerrado para el Perú. Al respecto cuestionó que no exista una sentencia firme catorce años después de ocurridos los hechos.

NO RESPONDERÉ MÁS
En otro momento Eguiguren expresó su mortificación ante los ataques en su contra, pues dijo son completamente injustificados, pues “él nunca ha traicionado al Perú”, como dicen “algunos medios que siempre están en contra de los derechos humanos”.

“Yo llegué al Ministerio, ya me fui y ni siquiera me dejan estar tranquilo. Los mismo medios de siempre que me dicen caviar que me dicen izquierdista, pero gracias a Dios nunca nadie me podrá decir ni corrupto ni ladrón ni traidor a mis principios (…) a esa gente nunca les he respondido, porque yo no me mezclo con gente así”, sostuvo, a la vez que dijo que no volverá a hablar de este tema públicamente.

También precisó que no se fue en malos términos del gabinete. En ese sentido confirmó que el presidente Ollanta Humala y el canciller Rafael Roncagliolo decidieron encargarle la embajada del Perú en España.