Ejecutivo confirmó la muerte de un poblador y desmintió secuestro de policías en Bambamarca

El primer ministro, Óscar Valdés, negó que agentes del orden hayan sido retenidos a la fuerza durante las protestas antimineras en las provincias de Cajamarca

(Foto: Archivo El Comercio / Video: Canal N)

El Gobierno confirmó la muerte de un civil durante los enfrentamientos entre los pobladores de la localidad de Bambamarca y la Policía.

El primer ministro, Óscar Valdés, dio cuenta de la muerte de Joselito Vásquez Campos, quien habría muerto de un disparo en el tórax durante las protestas en Bambamarca.

“Se ha confirmado un fallecido, quien es un civil. Se descartó el secuestro de los policias, ellos están en la comisaría de Yauca con 10 efectivos más”, indicó el primer ministro en conferencia tras la reunión de Consejo de Ministros.

SITUACIÓN DE MARCO ARANA DEPENDE DE LA FISCALÍA
Por otro lado, el ministro de Justicia, Juan Jiménez Mayor, señaló que la situación del dirigente antiminero Marco Arana está en manos del Ministerio Público, luego de ser detenido durante la mañana del miércoles.

“Se produjo un incidente que causó la detención de este señor (Marco Arana). Está en manos de la Fiscalía y es una decisión del Ministerio Público. No tenemos ninguna injerencia y esperamos que los fiscales dispongan las medidas más pertinentes del caso”, aclaró el titular de Justicia. Por otro lado, Mirtha Vásquez, abogada del ex sacerdote, señaló que han presentado una acción de Hábeas Corpus.

Sobre la posible designación del padre Gastón Garatea como mediador del conflicto, aclaró que hasta el momento no hay una solicitud oficial. “No hemos recibido el pedido de la Defensoría del Pueblo. El Gobierno no se ha negado al diálogo y dialoga con quienes quieren dialogar”, puntualizó.