Especialistas difieren sobre los cambios en el servicio diplomático

El analista Ernesto Velit opina que la carrera diplomática debe despolitizarse

Las modificaciones a la Ley de Servicio Diplomático han generado diversas opiniones por parte de analistas internacionales y ex autoridades de la cancillería, algunos de los cuales, incluso, han preferido guardar silencio. Algunos de estos cambios indican que los diplomáticos sean evaluados cada dos años para conocer su rendimiento y considerar los resultados en los procesos de ascensos, así como el pase a retiro para quienes excedan el plazo de tres años en situación de disponibilidad. El analista Ernesto Velit consideró que las reformas parciales al servicio diplomático, como las propuestas en esta norma, no se enfocan en el problema de fondo. Para él, es indispensable reestructurar el currículo de estudio de la carrera diplomática, tener mayor rigor en la selección de las personas que ingresan a dicha profesión y despolitizarla. El internacionalista Alejandro Deustua prefirió dejar a las autoridades de la cancillería que opinen al respecto. Su colega Fabián Novack dijo no estar al tanto del tema, por lo que no quiso opinar. El ex canciller José de la Puente Radbill no opinó ni a favor ni en contra. Sin embargo, destacó que esta "no es una ley que tiene nombre propio o dedicada a hacerle daño a una persona. Esa sería una mala ley". En cambio, el ex vicecanciller Armando Lecaros se mostró a favor de la norma, pues dijo que se ajusta a las exigencias del momento al apuntar a la actualización del servicio diplomático.