Eventual demanda de excepción de Chile a La Haya no sería aceptada

Ex canciller Rodríguez Cuadros dijo que de presentarse dicho recurso, el proceso del diferendo marítimo podría dilatarse hasta dos años más

(ANDINA).- Un posible recurso de excepción, que presentaría el gobierno de Chile a la competencia de la Corte Internacional de La Haya sobre el contencioso marítimo con el Perú, no sería aceptado, consideró hoy el ex canciller Manuel Rodríguez Cuadros. Precisó que su convencimiento está sustentado en los precedentes jurídicos que sobre casos similares que ha dirimido dicha instancia supranacional. “De acuerdo a los precedentes de la Corte, y a su jurisprudencia consistente en las sentencias sobre excepciones preliminares, yo personalmente tengo la convicción, una certeza sustentada en el derecho, que la Corte no va a aceptar el recurso de Chile”, subrayó Rodríguez Cuadros en declaraciones a Canal N. Dijo que para que la Corte de La Haya acepte el recurso, tendría primero que reconocer que no existe una controversia jurídica que oponga los intereses de Perú y Chile. Recordó en tal sentido que noviembre del 2004 firmó un documento con el entonces canciller de Chile, Ignacio Walker, en el que “ambos reconocemos la existencia de una controversia y decimos que en relación a la cuestión marítima, los dos consideramos que ambos tenemos posiciones distintas que se oponen y que son de naturaleza jurídica”. Reconoció sin embargo que de presentarse dicho recurso, el proceso general del diferendo marítimo podría dilatarse entre año y medio y dos años más al tiempo que, según dijo, concluiría entre los años 2012 y 2013. Explicó que al presentar Chile el recurso de excepción, Perú deberá responder con una réplica, para seguidamente esperar que el país del sur continúe el procedimiento con la presentación de una duplica. “De ahí ya no hay más acciones de las partes. La Corte delibera y luego da su sentencia. Eso pasa entre año y medio y dos años”, recalcó el ex ministro de Relaciones Exteriores. Puso como ejemplo la sentencia que dictó la Corte Internacional de Justicia en el caso Mavrommatis-Palestina, en 1924, y al que definió como muy similar al diferendo con Chile por la delimitación marítima. Sobre "la memoria presentada hoy ante el tribunal de La Haya":http://www.elcomercio.com.pe/noticia/261317/recurso-ante-corte-haya-considerarse-gesto-buena-voluntad-no-negativo , Rodríguez Cuadros recordó que se trata de un documento que inicia el procedimiento desde el punto de vista de los intereses y los derechos del Perú. Manifestó que el objetivo central de la memoria es demostrar que no existe un límite marítimo por el paralelo, a través de ninguna obligación internacional, sean tratados o costumbres internacionales, o sea la aceptación del estado peruano de un límite por el paralelo. “Si esto se demuestra, y la Corte acoge el planteamiento de que no existe un límite preexistente, con certeza puedo decir, y con responsabilidad jurídica, la Corte fallará a favor del Perú, estableciendo un límite que asegure la equidad de resultados y ese límite será una línea equidistante”, puntualizó.