Ex canciller denuncia conflictos de interés de ONG en la CIDH contra Estado Peruano

José Antonio García Belaunde advirtió ayer “extrañas influencias de algunas organizaciones” en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Ex canciller denuncia conflictos de interés de ONG en la CIDH contra Estado Peruano

La recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a la corte de San José de abrir proceso al Perú por no haber juzgado en el fuero civil a los militares que participaron de la operación de rescate Chavín de Huántar despierta suspicacias.

El ex canciller José Antonio García Belaunde advirtió ayer a El Comercio sobre “extrañas influencias de algunas organizaciones” en la CIDH.

“Hay una extrañísima coincidencia, porque esa decisión se comunicó al Estado Peruano inmediatamente después de que el Perú propusiera y formalizara un grupo de trabajo que evaluara las competencias y funciones de la Comisión Interamericana de DD.HH.”, dijo.

Señaló que esta propuesta se dio, en el 2010, debido a que en la gestión pasada existía preocupación por la discrecionalidad y la falta de reglas con la que actúa la CIDH.

“La comisión está muy sesgada, parece que sigue con la mentalidad en la que toda la región estaba llena de dictaduras, y sigue asumiendo que los gobiernos son culpables”, comentó.

En tanto, el ministro de Defensa, Alberto Otárola, calificó como una “patinada” el pedido de la CIDH de volver a juzgar a los comandos Chavín de Huántar y sostuvo que el Ejecutivo defenderá con energía a los militares.

MÁS DATOS
Tiempo para el fallo
Diego García Sayán, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sostuvo ayer que dicho organismo tardaría, por lo menos, todo el 2012 para dar un fallo en el Caso Chavín de Huántar.

Corte autónoma
García Sayán, también presidente de la comisión del Lugar de la Memoria, aseguró que la corte es autónoma de la CIDH.