Ex ministros cuestionan a Pilar Freitas por malos manejos en Fundación Canevaro

Regulador encontró un faltante de S/.52.200 en esa entidad durante la gestión de candidata a defensora del pueblo

Ex ministros cuestionan a Pilar Freitas por malos manejos en Fundación Canevaro

RODRIGO CRUZ ARANA @rcruza
Redacción online

Cuenta la historia que Ignacia Rodulfo Viuda de Canevaro, nacida el 31 de julio de 1865, dedicó su vida a la ayuda de los más necesitados, gracias al apoyo de su fortuna. Colaboró, por ejemplo, en la construcción del Puericultorio Pérez Araníbar y el albergue para ancianos ‘Canevaro’ lleva su nombre. Antes de fallecer, Ignacia Rodulfo dejó un testamento con la finalidad de que sus bienes continúen en la dirección de la Beneficencia, creando así la Fundación Canevaro. A esa institución llegó Pilar Freitas, hoy candidata de Perú Posible para ser la nueva defensora del Pueblo.

El testamento de Ignacia Rodulfo señala, en la cláusula sexta, que los miembros de la Junta de la Fundación tenían que ser un representante de la Corte Suprema, uno de la Beneficencia Pública de Lima, uno de la Iglesia y por último un representante del Ministerio de Justicia. En el año 2000, según indica su declaración jurada cuando postuló como regidora al Municipio de Lima, Freitas Alvarado llega y ocupa el cargo de presidenta y apoderada de la fundación. Hasta el día de hoy tiene un cargo en el directorio.

En declaraciones a elcomercio.pe, la ex ministra de Justicia (2006-2007) María Zavala dijo que en su gestión trató de designar a un representante de su cartera para la fundación, hecho que no se pudo concretar, ya que los miembros de la junta del directorio cambiaron los estatutos.

“La señora Canevaro dijo que quienes dirigirían su fundación serían los que indicaba en su testamento, entonces cada año cada institución mandaba a su representante. Cuando me tocó a mí como ministra designar a mi comisionado, él no lo pudo asumir, ahí fue donde descubrí que se habían cambiado los estatutos”, afirmó.

“Tiempo después, la fundación me respondió que no se podía, porque la persona que había designado tenía que ser aprobada también por ellos”, añadió.

Ante esto, Zavala recordó que encargó a un funcionario del ministerio para que vea este caso. “Ese hecho nos llamó la atención, así que comisioné a uno de mis asesores para que haga un estudio del caso. Luego me informó que habían cambiado los estatutos”, indicó.

En mi gestión descubrimos esa modificación, de la cual desconozco las razones, al igual que desconozco las medidas que tomaron mis sucesores en el Ministerio de Justicia. Lo que sí sé es que ellos también mandaron a sus representantes y tampoco los aceptaron”, agregó.

“La misma señora Canevaro indicó que quería que su fundación sea dirigida por un representante de cada institución que señaló en su testamento. En este caso, la voluntad del occiso debe respetarse”, concluyó la ex ministra.

“SE MANTUVO DE MANERA IRREGULAR”
Cabe precisar que el Ministerio de Justicia, tiene una división que regula, supervisa, fiscaliza y se encarga que se cumplan los estatutos de las fundaciones de todo el país. El departamento se llama el Consejo de Supervigilancia de Fundaciones.

Consultado sobre este suceso, el abogado Víctor García Toma, quien también fue ministro de Justicia, afirmó que Pilar Freitas “se ha mantenido al parecer, y esto lo ha confirmado el Poder Judicial, de manera irregular al mando de esa fundación.

Asimismo, agregó que el Ministerio de Justicia, a través de su órgano de control, que es el Consejo de Supervigilancia de Fundaciones, “ha impugnado seriamente el manejo económico de la fundación”.

“Estos hechos indican que Pilar Freitas no es la persona más adecuada para asumir un cargo de esa naturaleza (defensora del Pueblo). El defensor del Pueblo es un funcionario que carece de poder, por tanto su calidad se sustenta en su autoridad moral, que es justamente lo que está en duda ahora”, concluyó.

LOS IRREGULARES MANEJOS DE LA FUNDACIÓN CANEVARO
“El Consejo de Supervigilancia de Fundaciones” emitió el informe N°010-2012-JUS/CSF/AUD/EFP sobre los actos de disposición de los inmuebles del periodo 2001 al 2006 de la Fundación Ignacia Rodolfo Vda. de Canevaro. Tiempo en el cual, Freitas Alvarado fue presidenta.

Ese informe, que fue presentado el 28 de junio del 2012, entre sus conclusiones determinó un faltante de S/.52.200 por la venta de un inmueble ubicado en la urbanización Jacarandá del distrito de San Borja por S/.201.582. Asimismo indicó un faltante de US$11.500 del pago a cuenta de la venta de otro inmueble también de ese distrito. El documento señala, que el pago no existe en el registro del libro de caja y banco.

FREITAS DEBERÍA RENUNCIAR
Según el artículo 6 de la Ley Orgánica de la Defensoría del Pueblo, el defensor del Pueblo es incompatible “con todo mandato representativo, cargo político, filiación política o sindical, asociación o fundación, con la carrera judicial o con el ejercicio de cualquier profesión u oficio, a excepción de la docencia universitaria”.

En ese caso, y según indica la ley, Freitas Alvarado si desea ocupar el cargo de nueva defensora del Pueblo, deberá renunciar a la semana siguiente de su nombramiento al cargo que ostenta dentro del directorio de la Fundación Canevaro.