Exoneraciones a las zonas altoandinas precipitaron salida de Carranza

Ex ministro habría criticado que no se le consultara liberación de impuestos. Renuncia habría sido comunicada el fin de semana. Presidente no logró convencerlo

Por: *Cecilia Rosales / Juan Vargas* ¿Porqué "se fue":http://elcomercio.pe/noticia/384747/ultimo-minuto-mercedes-araoz-nueva-ministra-economia-anuncio-presidente-garcia-perez el ministro de Economía Luis Carranza? La versión oficial la dio ayer el presidente Alan García al asegurar que cuando lo convocó en enero pasado se comprometió a permanecer un año en el Gabinete, plazo que ya se ha cumplido. “Quisiera informales: En estos días se ha especulado respecto al cansancio de algunos ministros. Quería desvirtuar eso. Los ministros están en plena condición y voluntad de continuar con sus responsabilidades. Salvo un caso en el que, por otras razones, vamos a proceder a un cambio. Es el del Ministerio de Economía”, señaló sorpresivamente García poco después del mediodía. Su anuncio no se esperaba teniendo en cuenta que horas antes su jefe de Gabinete, Javier Velásquez Quesquén, había asegurado en CPN Radio que eran "meras especulaciones":http://elcomercio.pe/noticia/384714/no-se-han-discutido-relevos-gabinete-afirmo-primer-ministro los rumores sobre un cambio ministerial. En realidad, según fuentes allegadas al ex titular de Economía, Carranza habría tomado la decisión de dejar el Gabinete luego de 11 meses y 3 días de gestión, durante el último fin de semana a raíz de que el presidente García promulgara la ley que otorga exoneraciones tributarias a la zona altoandina del país sin pedir opinión al MEF. Según estas fuentes, la intención de los funcionarios del MEF era recomendar que se observara la norma aprobada en el Congreso, pero nunca pudieron sugerirlo. El mandatario encabezó una fiesta en Jauja el viernes pasado y puso en marcha la exoneración. Más que importarle el costo tributario de la norma, Carranza se habría preocupado por el mensaje que daba el Gobierno en el sentido de que las exoneraciones eran muchas veces necesarias, lo que abría una caja de Pandora justo a punto de iniciarse la campaña electoral. Es por eso que entre dejar el Gabinete como el ministro que enfrentó con éxito la crisis y ubicó al Perú como un país con "grado de inversión":http://elcomercio.pe/noticia/382372/moodys-elevo-calificacion-peru-grado-inversion-ba1-baa3 o ser el economista que permitía una eventual farra fiscal preelectoral, Carranza prefirió la primera opción. Se supo que la idea la barajó el fin de semana y se la habría comunicado al presidente García el lunes en Palacio de Gobierno. El mandatario le habría dicho: “El Perú te necesita, piénsalo”. Pero el martes, cuando Carranza reiteró su intención de dejar el cargo, el presidente ya tenía un reemplazo: la ministra de la Producción Mercedes Aráoz. *FACILITARÁ LA INVERSIÓN* Esta versión de la salida de Carranza la reforzó el propio presidente García cuando al mediodía señaló el derrotero de la flamante ministra de Economía. “No hay una hora que perder en el trabajo de impulsar la inversión, facilitar el trabajo de los demás ministros, facilitar el trabajo de los presidentes regionales abriéndoles mayores opciones de ejecución a sus inversiones y naturalmente aportar también un poco de sensibilidad social hacia algunos sectores que merecen nuestra protección” . No es un secreto que los ministros y las autoridades regionales y municipales se quejaban de que Carranza no soltaba los recursos del Estado fácilmente, por lo que algunas frases del presidente García dieron la impresión de que esa etapa se habría acabado, pues habló de “poner todo el empeño para crecer más, liberar las obras de infraestructura importantes que por el momento están avanzando a paso lento”. Dijo que la nueva ministra debería aportar un poco de sensibilidad social “para algunos sectores que necesitan rápida atención: Agua para Todos, Luz para Todos, Aseguramiento Universal”. Declaró ser partidario de que los ministros sean plenamente responsables de sus áreas y que los alcaldes y presidentes regionales “tengan las manos más libres respecto al tutelaje limeño sobre sus inversiones”. (*) Manuel Marticorena