Fernández acusa al Poder Judicial de retrasar orden de captura contra Pizango

La ministra de Justicia afirma que actos de presidente de Aidesep “no pueden quedar impunes”

La ministra de Justicia, Rosario Fernández, responsabilizó por la demora de la emisión de la orden de captura contra el presidente de Aidesep, Alberto Pizango, al Poder Judicial por considerar que “se habría refugiado en algunas exquisiteces”. Fernández señaló en RPP que la jueza del 51 Juzgado Penal, Norma Carvajal, retrasó el trámite del mandato de detención por basarse en “observaciones de carácter formal”. Fue en respuesta al presidente de la Corte Suprema, Javier Villa Stein, quien denunció que integrantes del Poder Ejecutivo apuraban a la jueza Carvajal con la finalidad de materializar la orden. Villa Stein aseveró que dispondrá una investigación sobre el tema en la Oficina de Control de la Magistratura, Ocma. “Me alarma que el Poder Judicial necesite no se cuántas horas para revisar un pedido de dos o tres páginas del Ministerio Publico”, sostuvo ayer Fernández mediante un comunicado de prensa. La titular del Minjus indicó que los actos “del señor Pizango no pueden quedar impunes” pese a la posibilidad de que su arresto agrave el conflicto social en la Amazonía. La funcionaria defendió la voluntad del gobierno y refirió que lo “último que le interesa” a Pizango es someterse a “las reglas de juego de la democracia”.