Fernando Andrade: “El Metropolitano es solo un brazo, nosotros construiremos las demás extremidades”

El candidato a la Alcaldía de Lima por Somos Perú indicó a elcomercio.pe que reordenará el transporte en la ciudad a partir del sistema de troncales y vías alimentadoras

Por Sebastian Ortiz

En la última encuesta que realizó El Comercio dio como resultado que el principal problema de Lima era la inseguridad, ¿qué herramientas utilizará usted para reducir el nivel de delincuencia?
Sí, efectivamente más del 90% de limeños se siente inseguro en su ciudad y esto no es de hoy o de la última encuesta, viene desde hace años y para solucionar este problema en el anterior gobierno municipal de Somos Perú se dieron recomendaciones tomadas del experto en seguridad William Bratton. Él nos dijo que trabajemos juntos: la Policía Nacional con el Serenazgo; y tener estadísticas computarizadas porque es en base a ese mapa del delito de la ciudad que se va a poder detectar por dónde están los ladrones, cómo están actuando, a qué horas, en qué días, y bajo qué modalidades. Aplicamos el modelo en Miraflores, que es la zona más segura de Lima. Tenemos un punto de partida para continuar con toda la ciudad.

¿Cómo articularía el trabajo de la Policía y el Serenazgo?
Ningún alcalde se atreve a comerse el pleito, no asumen el rol que les corresponde y muchos suelen decir eso le toca a la Policía. No coordinan ni asumen el liderazgo y esa es la gran diferencia entre los que tienen buenos resultados y los que no. Hay que tomar como punto de partida la coordinación con la Policía. Por ejemplo, preguntarles cuántos agentes tiene y qué lugares patrullan así nosotros, a través de Serenazgo, complementamos su labor vigilando otros lugares. Además, tiene que quedar claro que no debe haber celos entre ambas instituciones.

TRANSPORTE
El Metropolitano y el Tren Eléctrico son dos sistemas que marcan el inicio, ¿cuál es su plan para mellar con el problema del tráfico?
Son parte de la solución. El Tren Eléctrico, cuyo primer tramo va desde Villa El Salvador hasta la avenida Grau, es uno de los ejes, pero se tiene que continuar. Hay que completar ese ramal con una vías desde San Juan de Lurigancho hasta Grau y Ate Vitarte al Centro de Lima. Continuaremos con El Metropolitano, que en su momento nosotros llamamos Lima Bus, debemos completar los ramales. Ahora solo se ha hecho un brazo, faltan las demás extremidades.

¿Esta medida es suficiente para reordenar el tránsito?
Por el presupuesto que tenemos no podemos mandarnos a decir que construiremos un metro o un subterráneo. Nuestra realidad es la de los corredores viales con troncales y alimentadores. Este sistema funcionará en la medida que el caos de la ciudad sea regulado reduciendo la distancia de las rutas. Hay buses y combis que van desde Puente Piedra hasta Chorrillos, recorridos larguísimos que no son necesarios, la idea que es estas unidades cubran un par de distritos y alimenten al Metropolitano. Aquí reside el cambio.

De esta consigna se puede entender que un número considerable de rutas serán retiradas…
Existen más de 400 rutas, no necesitamos tantas, solo la mitad. El impacto social es de beneficio para la ciudad, ya que nos podremos movilizar en menor tiempo. Esto es parecido a lo que había antes en el comercio ambulatorio de Lima, antes la ciudad estaba llena de ambulantes alrededor del Mercado Central era un caos y esto pasa con el transporte. Todo el mundo ha hecho su línea y no entienden que no son rutas eficientes ni rentables. Se están comiendo entre ellos y canibalizando sus unidades. Hay que entender que este negocio no es para tantos.

DESARROLLO URBANO
En los últimos años se ha dado un boom constructor en Lima, cómo se regularizar estas edificaciones, qué cumplan las medidas de seguridad correspondientes y se eviten tragedias como las que han ocurrido en La Victoria.
En ese caso hubo falta de seguridad. No hubo la supervisión correspondiente. Aquí nosotros tenemos dos lados: el formal e informal. El segundo es el que se debe de controlar con mayor ahínco, se construye sin autorización y sin las medidas mínimas de seguridad. Esto es trabajo de las autoridades municipales, distrito por distrito, y nosotros vamos a coordinar con los alcaldes para hacer cumplir la ley.

Hay miles de personas que viven en asentamientos humanos y no tiene ni agua ni luz, ¿cómo alcalde de Lima qué haría para dotarlos de estos servicios básicos?
Es increíble que en Lima existan zonas donde no hay luz ni agua. Vamos a hacer énfasis de cuánto de nuestro presupuesto vamos a utilizar para ayudar a estos miles de limeños que están en esas condiciones de precariedad. Primero debemos revisar el catastro de la ciudad para identificar los puntos y saber dónde debemos ayudar.

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE
Las cifras de las revisiones técnicas vehicular son preocupantes, más de 29 mil autos no las han pasado, ¿qué hacer con estas unidades que no solo son un peligro sino también contaminan?
Ya hay un parámetro de cuáles son los vehículos que pueden seguir circulando. Si existen autos que no están en condiciones, ¿qué hacen en las calles?. Ahí tiene que haber una llamada de atención. No voy a permitir que sigan circulando y provoquen accidente que luego lamentemos, ni muchos menos que contaminen. Hay que ser estrictos.

LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN
De llegar a la Alcaldía de Lima, ¿investigaría el caso Comunicore y por qué el Metropolitano costó el doble a lo que figuraba en su presupuesto inicial?
La fiscalización va llegar, en el sentido, de que cómo una empresa (Relima) que nos está dando un servicio tiene márgenes tan altos que te dice que te puede regalar el 20% de lo que tenía por cobrar y no le afecta. Esto dice bastante. Lo otro es de Comunicore, que si bien ya están en investigaciones tiene que seguir porque las cosas no tienen que quedar claras. No puede ser que tengamos medias tintas y no se aclare qué es lo que ha pasado. Las cuentas deben estar claras en este caso y en el Metropolitano. Y ojo que una cosa es hacer licitaciones por cada tema que se convoque a la ciudad una pista, un puente o una ampliación para eso son las licitaciones públicas que se han olvidado de hacerlas en esta gestión. No hay que esconderse detrás de un organismo internacional y que ellos se encarguen de hacer las cosas. Hemos visto que no nos sale ni siquiera más barato. Todo lo contrario es más caro y con total desconfianza.