Fiscal pidió 10 años de prisión para directivos de BTR

El magistrado Tony García sustentó hoy su acusación ante el tribunal correspondiente por caso de ‘chuponeo’. Siete de los ocho acusados se declararon inocentes

(Canal N)

El fiscal superior Tony García Cano sustentó hoy su acusación ante la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel donde se ventila el caso Business Track. Aquí formalizó su pedido de penas de entre ocho y 10 años de prisión para los ocho acusados en el proceso penal por espionaje telefónico.

El magistrado solicitó 10 años de prisión para los marinos Elías Ponce Feijoó y Carlos Tomasio, así como para la analista de sistemas Giselle Giannotti, principales implicado en el también conocido como Caso BTR. Ellos fueron acusados por los delitos de interceptación telefónica, violación a la correspondencia y asociación ilícita para delinquir.

García Cano también pidió, por los mismos cargos, 9 años y 6 meses de prisión para los empleados de BTR (los suboficiales de la Marina) Martín Fernández Birgüe y Jesús Ojeda Angles, mientras que para el marino Jesús Tirado y los técnicos en telefonía Alberto Salas y Pablo Marten solicitó 8 años y 6 meses por los delitos de interceptación telefónica y asociación ilícita para delinquir.

LA REPARACIÓN CIVIL
El fiscal fijó en un millón 600 mil soles la reparación civil que deberán pagar los acusados a los 317 agraviados por las interceptación de sus comunicaciones.

La acusación fiscal fue respaldada por la Procuraduría Anticorrupción, que enfatizó que existen abundantes pruebas de que los implicados se asociaron con fines ilícitos. Siete de los acusados a excepción de Tomasio, quien no estuvo presente en la audiencia por problemas de salud se declararon inocentes ante el tribunal.