Fujimorismo criticó "falta de autoridad e improvisación" del Gobierno

El secretario general de Fuerza Popular, Jaime Yoshiyama, indicó que el Ejecutivo debe instaurar “un nuevo capítulo” de diálogo con la población

Tras sostener una reunión con el primer ministro, Juan Jiménez Mayor, el partido Fuerza Popular afirmó esta noche que el mayor problema que tiene el gobierno de Ollanta Humala es “la desconfianza” que ha generado con la ciudadanía.

En la cita en Palacio de Gobierno, Jaime Yoshiyama, secretario general de Fuerza Popular, criticó “las marchas y contramarchas” a la hora de tomar decisiones.

Según explicó Yoshiyama, la raíz de este problema reside en dos puntos centrales: la falta de firmeza a la hora de tomar decisiones e improvisación en las medidas implementadas.

“El país percibe que la conducción del Gobierno hay ambigüedad. No se nota firmeza y visión clara. Se observa que hay marchas y contramarchas”, dijo Yoshiyama, quien luego enumeró las continuas contradicciones en las que cayó el Ejecutivo. “Dijeron que Conga va y Conga no fue, Repsol va y no fue”, agregó.

Respecto al segundo punto, Yoshiyama dijo que “se constata día a día el grado de improvisación de las medidas que se quieren implementar”. Asimismo, dijo que el país se está acostumbrando a tomar las carreteras y a protestar a través de las redes sociales para “traerse abajo” estas medidas.

“La protestas pueden llegar a entenderse cuando hay improvisación”, comentó Yoshiyama.

“El problema de este gobierno es político social y por ello traerles propuestas aisladas sobre problemas específicos terminan siendo solos buenas intenciones”, subrayó.

UN NUEVO GABINETE
El dirigente fujimorista, además, dijo que el gobierno necesita una renovación en el gabinete de ministros. “Un nuevo gabinete que ejecute su presupuesto, un nuevo gabinete que signifique una manera diferente de hacer política”, afirmó.

Por último, sostuvo que el diálogo con la oposición debe ser permanente y volver al Acuerdo Nacional. Del mismo modo, dijo que se tiene que instaurar un nuevo capítulo de conversación con las fuerzas políticas.