Fujimoristas hallan algunos libros de visita a San Jorge dados por desaparecidos

Juan Díaz Dios y Héctor Becerril acusaron al ministro de Justicia de mentir por haber informado que solo existen registros del 2010 en adelante

Fujimoristas hallan algunos libros de visita a San Jorge dados por desaparecidos

Los congresistas Juan Díaz Dios y Héctor Becerril (Fuerza Popular) comprobaron que en el Establecimiento Penitenciario de Lima (antes llamado San Jorge) hay libros de visitas del 2009.

El descubrimiento contradice lo dicho por el ministro de Justicia, Daniel Figallo, quien, cuando declaró sobre el registro de visitas a Óscar López Meneses en la cárcel, aseguró que solo existen registros del 2010 para adelante. Como se recuerda, el ex operador de Vladimiro Montesinos estuvo recluido en el penal del 5 de febrero del 2003 al 22 de enero del 2007.

“Lo primero que hemos demostrado es que el ministro de Justicia ha mentido. Se ha dicho que se hizo una búsqueda exhaustiva y que lo más antiguo que tienen es el 2010. Hemos ido con el congresista (Héctor) Becerril al penal y, en una rápida visita, hemos encontrado documentos de visita del 2009. Además, hemos encontrado un desorden absoluto, como si alguien hubiese rebuscado y desaparecido cosas. Es algo que nos preocupa”, afirmó el parlamentario Díaz Dios a El Comercio.

“El gobierno está ocultando la información de los libros o ya se han destruido”, acotó.

El legislador fujimorista informó que hallaron tres libros: el primero del 25 de octubre del 2009 al 13 de marzo del 2010; el segundo del 23 de diciembre del 2009 al 27 de marzo del 2010; el tercero del 29 de noviembre del 2009 hasta una fecha de marzo del 2010 ininteligible.

Acotó que en los techos del centro penitenciario encontraron restos de cenizas, lo cual consideró sospechoso.

CUESTIONA REGISTRO DIGITAL
Respecto al registro digital de las visitas, Díaz señaló que recién está funcionando desde este mes, y se encuentra en fase de prueba. El ministro Figallo había dicho que este gobierno sí tiene “registradas y computarizadas las visitas” en los penales.

“El supuesto sistema se puso a prueba recién el 1 de diciembre. Prácticamente no está en funcionamiento. Es un sistema inútil. No está conectado a la Reniec o a requisitorias”, puntualizó.